Ultimas Noticias

LAURENT LAZARD, EL FRANCO URUGUAYO DEL DAKAR

En una competencia tan exigente, al límite, llegar es ya una victoria en sí misma. Y Lazard ha cruzado la meta del Dakar en siete de las nueve ocasiones en las que participó (2 en África y 7 en América del Sur). En la edición recientemente finalizada, terminó en el puesto 44 en categoría motos. Compartió con Arequita Digital sus impresiones sobre el Dakar 2015.



Al igual que el año pasado, “teníamos que correr en la altura, a más de 4000 metros. A ese nivel te falta el aire, por lo que tuvimos que encarar una preparación especial para enfrentar esa condicionante”, dijo en el comienzo. Desde setiembre a enero, el entrenamiento fue diario junto a su Preparador Físico, sobre todo en trabajos de resistencia. “A diferencia de años anteriores, tuve la moto del Dakar en Uruguay, o sea que pude entrenar con ella, algo nuevo para mi porque por lo general me llegaba siempre para la carrera. Eso me ayudó mucho”, valoró el piloto franco uruguayo.

A la preparación física debe sumarse la mental para afrontar etapas extremadamente dificultosas. Para ello, Lazard trabaja junto a un psicólogo y a un deportólogo, “hasta que llegó un momento que me dijo (el psicólogo) que no precisaba seguir concurriendo, que la tenía clara y que sabía a lo que iba, que estaba pronto para afrontar ese tipo de evento. Capaz que dijo que estaba lo suficientemente loco…”, bromeó.

Para correr el Dakar, Laurent Lazard pasó por 5 meses de trabajo en gimnasio y de entrenamiento físico intenso, que incluyó trote, natación, bicicleta y musculación.

“Llegar es un victoria. Creo que soy el latino con más Dakar y con más Dakar terminados, o sea que me siento muy feliz con eso. Obviamente uno siempre busca superarse. Después de unos años complicados, en la anterior edición volví a la moto KTM y tomé confianza de nuevo. Eso me motivó a prepararme este año y terminé en puesto 44, con un problema mecánico que me hizo perder por lo menos 4 o 5 horas. De lo contrario hubiera estado entre los 35 mejores, que es a lo que apuntaba”, analizó sobre el resultado obtenido. No está satisfecho pero sí contento porque “recuperé mi ritmo de hace 5 años” y porque eso “me motiva para el futuro”.

Para Lazard, el tramo más complicado de toda la competencia fue el de El Salar. “Llovía mucho, hacía mucho frío y nos largaron igual. A los 90 km la moto se paró y estuve más de 4 horas trabajando, bajo la lluvia, con 0 grados. En un momento pensé que se había terminado el Dakar para mi, pero tuve suerte de encontrar la falla y de poder arreglarla. Ese día llegué cayendo la noche. Fue un día duro mentalmente y largo en la pista”, analizó.

Son muchos los pilotos que han dejado la vida en la disputa del Dakar y la edición 2015 no fue la excepción a la regla. Seguir la competencia sabiendo que un colega ha fallecido en el transcurso de la misma, obviamente, no es fácil para nadie. Para Lazard es aún más complejo, según nos contó, porque “ahora que soy papá y todo pasa por la cabeza. Pero hay que seguir. Sí es peligroso lo que hacemos, pero me asusta menos que andar en moto en las calles de Montevideo. Uno tiene que mantener la cabeza fría y conservar la concentración, más allá de que, obviamente, son momentos muy duros y que te hacen reflexionar”.

Lazard entrena asiduamente en las sierras minuanas. “Allí tengo amigos y el paisaje es espectacular. Cada vez que voy disfruto mucho de las sierras, de los caminos y de cada nuevo rincón que descubrimos. Para nuestro deporte es el lugar ideal, así como también por los enamorados de la naturaleza. Minas es un lugar ideal para hacer competencia todo terreno”, transmitió como mensaje final el piloto Laurent Lazard en diálogo con Arequita Digital.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.