Ultimas Noticias

CONCURSOS HOSPITALARIOS: ¿SON O NO SON CRISTALINOS?

Lectores de Arequita Digital nos transmitieron diferentes sensaciones sobre los concursos que realiza el Hospital local para el ingreso de funcionarios, preocupados por lo expresado por la Dra. Adriana Peña, candidata a la Intendencia por el Partido Nacional en el programa “Propuesta 2015” que conduce José Ramírez, el domingo pasado.



En el mencionado debate, al ingresar en la temática de formas de gestionar, de gobernar, del clientelismo político y de los concursos, en referencia a la labor desempeñada por el Dr. Daniel Ximénez al frente del Hospital local, la Dra. Peña manifestó (citamos textualmente): “Si yo le digo al señor -por Daniel Ximénez- que los concursos que él hizo son truchos, se va enojar realmente. Si quieren empiezo a decir los llamados del personal cómo se hacían en el Hospital”.

Respondiendo a la preocupación de los lectores, recabamos la palabra de tres funcionarios involucrados en la realización de los concursos: Richard Pérez (Encargado de la Oficina de Licitaciones y Compras), Álvaro Olivera Alonso (Encargado de la Oficina de Recursos Humanos) y Carmen García (Auditoría Región Este).

En principio, puntualizaron que el sistema comenzó a cambiar a partir del año 2002. Durante el gobierno nacional del Dr. Jorge Batlle (el Dr. Wilson Mígues era el Director del Hospital), se optó porque los ingresos se realizaran a través de sorteos. “Hasta ese momento se hacía de un modo mucho más directo”, citó Richard Pérez, quien trabajó en la Oficina de Personal del Hospital entre 2002 y 2009. A partir del 2005, de los sorteos se pasó a los concursos por méritos y antecedentes, estableciéndose la integración de un tribunal “compuesto por un representante de la Dirección, otro de la Federación y otro de los funcionarios (más adelante, también de los postulantes). De esta forma están representados todos los intereses, lo que da garantías y transparencia al sistema de concursos”, añadió Pérez. 

El Decreto 197/2006, firmado por el Director General de ASSE de aquel momento, Dr. Tabaré González, y por la Ministra de Salud Pública de la época, Dra. María Julia Muñoz, estableció la reglamentación y los procedimientos que a nivel nacional deben seguir los centros de salud en cuanto a la instalación de Tribunales para la contratación de funcionarios por méritos y antecedentes.
Con el nuevo sistema, coincidieron los entrevistados, mejoró la gestión ya que el sorteo no contemplaba capacitaciones específicas para cada cargo.

“Los llamados a concursos son solicitados por la Dirección del Centro Departamental cuando se advierte una carencia de recursos humanos en un sector determinado”, aclaró Álvaro Olivera Alonso y también “pueden estar motivados por el vencimiento próximo de un llamado anterior”, ya que tienen una validez de 3 años.

“Se da el caso que un funcionario esté próximo a jubilarse, sabemos que ese lugar debemos cubrirlo y se hace el llamado previendo con anticipación”, aportó Carmen García, quien también estableció el procedimiento de cada llamado: “Se deben respetar determinados plazos, desde la publicación en la web y en medios locales, brindando un tiempo prudencial para que la gente se entere que el llamado está abierto”, afirmó.

Los postulantes pasan a integrar un ranking establecido por méritos y antecedentes. “En caso que uno de ellos renuncie y haya un cargo para ofrecer, se convoca a quien corresponde en la lista de prelación”, informó Álvaro Olivera Alonso.

En el momento de su inscripción, los postulantes nombran a un veedor que los represente (actúa como observador), que es elegido por contar con más votos (en caso de que el nombre se repita) o por sorteo.


“EL SISTEMA NO PERMITE ARBITRARIEDADES”


El mecanismo establece “la confección de un acta”, la cual es enviada a ASSE, “que es la entidad que marca las pautas de cada llamado, qué requisitos tiene que cumplir la persona que va a cubrir una vacante. Se envía a Recursos Humanos de ASSE y obviamente desde aquí no se puede modificar absolutamente nada”, indicó Pérez.

Para Álvaro Olivera Alonso, “el sistema no permite arbitrariedades de ningún tipo” y “es absolutamente cristalino”. Las renuncias de los postulantes deben concretarse por escrito, lo que hace que exista un respaldo documental de las mismas. “Hasta que eso no ocurre, no se puede convocar a quien continúa en la lista de prelación”, prosiguió García.

ASSE contempla también la ampliación de llamados o la realización de nuevos llamados de la misma especialidad. “Pasa con los médicos que generalmente tienen mucha carga horaria”, graficó Olivera Alonso. “A veces la lista se agota y el servicio hay que cumplirlo. Se hace un llamado idéntico, en las mismas condiciones que el anterior, pero si existen postulantes en el ranking en ese llamado, tenemos que tener sus renuncias escritas en cuanto a que no van a acceder a una convocatoria de aquí en más correspondiente a ese llamado. De lo contrario, ASSE no autoriza una ampliación. Está todo reglamentado y es absolutamente cristalino. El Director de la Unidad Ejecutora no puede digitar absolutamente ningún tipo de ingreso”, enfatizó.


Evaluación


Conocidas las resoluciones del Tribunal, una vez en sus cargos, los funcionarios pasan por una serie de evaluaciones sobre su desempeño. Las mismas son realizadas por cada jefe de servicios y, finalmente, por la Dirección. “Los contratos tienen una validez de 18 meses y a partir del 15º meses, a partir de la quinta evaluación (son trimestrales) de su jefe de servicio, la Dirección del Hospital, de acuerdo al estudio de las mismas, tiene la potestad de autorizar la presupuestación del funcionario o la rescisión del contrato”, aclaró García.

“Desde 2009 a la fecha no ha habido un solo reclamo escrito por parte de algún participante a los concursos”, aportó Pérez.

También están previstas y reglamentadas las contrataciones por vía de excepción para casos muy puntuales, sobre todo por la necesidad de cumplir con el servicio (Licenciado en Fisioterapia, por ejemplo). “La posibilidad surge de ASSE y tenemos que avalar por qué se contrata a determinada persona, enviando toda la documentación que nos es requerida. Obviamente que a esa persona no la salimos a buscar al centro de Minas, sino que tiene que haber participado en un concurso y por consiguiente estar avalada por un tribunal por méritos y antecedentes”, indicó Olvera Alonso, quien aclaró que los funcionarios suplentes “no generan ningún vínculo contractual ni con el Centro Departamental ni con ASSE, más allá de la suplencia propiamente dicha”, concluyó.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.