Ultimas Noticias

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD FUE DESTINADO AL TEMA DE LA INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS

El martes 7 de abril se conmemoró el Día Mundial de la Salud. Según la Organización Mundial de la Salud “los alimentos insalubres están relacionados con la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría niños. Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer”.



La inocuidad de los alimentos es una responsabilidad compartida. Es importante que se trabaje a lo largo de toda la cadena de producción de los alimentos: desde los campesinos y los fabricantes hasta los vendedores y los consumidores.

En Uruguay, diversos organismos interesados en el tema, realizaron una jornada de reflexión y concientización en la Intendencia de Montevideo. La jornada estuvo distribuida en mesas temáticas sobre Trazabilidad de Alimentos, Enfermedades Transmitidas por Alimentos, Carné Único de Manipulador de Alimentos y Avances hacia un Sistema Nacional de Alimentos y Empresas.

El cierre de la actividad contó con la intervención, entre otros, de Eduardo Levcovitz, el representante en Uruguay de la Organización Panamericana de la Salud, quien aseguró que “no entendemos la inocuidad como algo estrictamente biológico o tecnológico, sino más multidimensional, porque son fenómenos en gran parte sociales y económicos. Cuando miramos el tema alimentos y alimentación desde la producción hasta el consumo, estamos en el universo de la determinación social-económica de la situación de salud de la poblaciones”. Hizo hincapié en que el aporte tecno-biológico es necesario y ha sido útil hasta el momento, pero se está pensando en otros aportes de carácter cultural y educativo, como es el caso de la campaña en contra del tabaco que se ha hecho en Uruguay o de la que se está comenzando en contra del consumo abusivo de alcohol. “Uruguay tiene adelante los problemas asociados a carbohidratos, al sodio, grasas y varios otros que aún no conocemos”, argumentó.

“Me parece que para enfrentar esta situación que se ha discutido en el día de hoy, la respuesta está en crear sistemas de vigilancia, de gestión, integrados, coordinados y descentralizados, porque los gobiernos nacionales no pueden encargarse de algo que es esencialmente cotidiano. Si intentara hacerlo, fracasaría”, concluyó Levcovitz. 

El Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, por su parte, abordó el tema desde otro punto de vista. Dijo que es importante que “analicemos que si bien es cierto que aproximadamente tres millones de personas en el mundo, tanto de países desarrollados como en vía de desarrollo, mueren o se enferman por problemas vinculados a la transmisión de enfermedades a través de los alimentos; en el mismo planeta tenemos un billón de personas afectados de subnutrición y unos cuantos millones más que mueren por desnutrición, y no por problemas de inocuidad alimentaria. Lo aclaro porque los conceptos de seguridad e inocuidad alimentaria, en algunas situaciones, están vinculados y en otras no”, afirmó.

En Uruguay, inocuidad y seguridad “están vinculados, por el hecho de que exportar los alimentos para 25 millones de personas, que implican el 25% de la actividad económica de este país, requieren indispensablemente de cumplir estándares sanidad animal y vegetal, con estándares de inocuidad. Por eso luchamos contra el doble estándar”, indicó el Secretario de Estado.

“Cuando digo que tenemos los estándares más exigentes del mundo por defecto, me genera reacciones encontradas. Nos ponemos contentos porque logramos los estándares más exigentes del mundo, pero ¿qué pasa con aquellas cadenas en las cuales no tenemos una corriente exportadora importante y por lo tanto el nivel de exigencia que cae sobre esas cadenas no es tan importante como el de otras? Es clarísimo que en las cadenas que estamos más rezagados es en aquellas que están más volcadas a lo interno, que no tienen exigencia exportadora y donde potencialmente podemos ser más vulnerables”.

En ese sentido, Aguerre apuntó a realizar campañas “para la definición de normas, el establecimiento de estándares, el cumplimiento de determinados controles y sobre todo la educación y la exigencia”. 

(Nota: Material aportado a Arequita Digital por Natalia Gorgoroso).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.