Ultimas Noticias

“LA ABUELA JULIA…”

Julia Arévalo recibió un merecido reconocimiento al integrarse hoy su nombre al nomenclátor de la ciudad. Nietos y bisnietos de la primera senadora de Uruguay y Latinoamérica se hicieron presentes en la jornada y vivieron emocionados el homenaje. Algunos radicados en Montevideo, otros en el exterior del país, hablaron con Arequita Digital.



Santiago, Leda y Cristina y Julia (nietos) y Sebastián (bisnieto) vivieron intensamente el homenaje. “Nos emocionó mucho y nos pareció justo. Ahora que vemos que va a haber una cooperativa de viviendas, ella que tanto peleó por los derechos de los trabajadores y de las mujeres, es aún más reconfortante”, nos dijeron al enterarse del homenaje en nuestra ciudad, en el departamento donde Julia Arévalo nació.

De parte de la familia nunca sintieron la necesidad de reivindicar su figura y por ese motivo les resulta tan emocionante sumarse a homenajes realizados por diferentes organismos e instituciones. “Desde el Partido Comunista, desde el Frente Amplio en general, por parte de organizaciones de mujeres y desde el Parlamento, se le hicieron homenajes y nosotros, sus familiares, nos plegamos a ellos. Ella nunca fue olvidada porque hubo organizaciones populares que la recordaron siempre”, señalaron orgullosos.

Si bien Julia Arévalo vivió su infancia en Barriga Negra, la mayoría de su trayectoria se desarrolló en Montevideo y en Paysandú “y tal vez por ese motivo aquí, en su departamento, no sea tan conocida. Igualmente decía con orgullo que era de Barriga Negra, más allá de que no siguió en contacto con la zona”, argumentaron sus familiares.

Conocimos a la persona detrás de la figura pública a la que se rendía un merecido homenaje: “Cuando éramos niños no la mirábamos desde la relevancia política que tenía sino como la abuela. Con el tiempo nos dimos cuenta de todo lo que significó. Venía de viajes y nos traída un regalito a todos los nietos ¡y éramos unos cuantos!. 

Para nosotros era la abuela que nos traía un regalo, pero en realidad esos viajes tenían una gran importancia política, porque fue invitada por autoridades de países de Europa del Este y de toda Latinoamérica. O nos bordaba un mantel, hacía crochet, por lo que siempre se hizo un espacio para la familia”, valoraron y agradecieron sus descendientes, recordando que en casa de su abuela se reunía los domingos toda la familia. “Era una casa muy humilde pero nos recibía a todos con profundo amor”, indicaron.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.