Ultimas Noticias

PERSONAS DIVERSAS, DERECHOS IGUALES

La palabra diversidad se ha utilizado por algunos colectivos sociales para identificar su sentir e ideología sobre su especificidad. En el mes de la diversidad sexual, hablemos del término y su contenido.



“Diversidad sexual”, “la diversidad”, “las personas de la diversidad”, “familias diversas”, “sexualidades diversas”, son algunas de las formas de llamar a las múltiples maneras de orientación erótico-afectivas de las personas, su identidad sexual, de género, su biología, su psiquis y todo lo que hace a su ir siendo en el mundo. 

También es el término que utilizan colectivos cuya orientación es LGTB (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, y nos queda corta la sigla), como una forma de hablar sobre ellos mismos. Hace unos años el estado declaró setiembre como el mes de la diversidad, y hace más años aún existe en nuestro país una marcha de la diversidad, que desde su origen se asocia a el “orgullo Gay”, y ello ha creado confusión, ¿alguna vez participaron?, les convido a hacerlo, pero no solo a la marcha, sino a festejar la diversidad. 

La necesidad de que exista un día de la diversidad, un mes o un año, si se toma la consigna de diversidad sexual, responde a la intención de visibilizar la problemática que sufren ciertos colectivos sociales y personas actualmente en nuestro medio, en nuestro mismo país y en nuestras ciudades todas. Algunos de estos conflictos son de tenor legal, de derechos, otros (derivadas de lo legal) son familiares, cotidianas, emocionales, de seguridad personal… pero todos ellos derivan de la no aceptación de parte de una sociedad a determinadas maneras de vivir/se que entiende no son las “normales”, esperadas o recomendadas para su forma organizativa. Se opta entonces, dejar por fuera y desamparadas a estas personas, se las niega, y así se las vulnera también. 

Ahora bien, cuando nos acercamos a los “casos” y sus conflictos, podemos a primera vista ver que son personas, y que ellas tienen también sufrimientos que sobrellevar, y se le suma la condena extra del “pecado original”: SER. Se necesita visibilizar que estas personas sufren con estas marginaciones sociales, con su calidad de “paria”, donde su vida gira solo entorno a una parte de la misma, donde la fragmentación es vital para su supervivencia, donde el closet es a veces el único lugar seguro de ataques, pero el sufrimiento no se elude. ¿Cómo es que mi deseo erótico afectivo puede traer tales consecuencias? Las leyes son reflejo de lo moralmente aceptado y tolerado por las sociedades, y es en este aspecto que la diversidad sexual queda aún muy estancada, nuestra mente colectiva no tiene aún, apertura suficiente para leer el deseo del distinto a mí y sentir que no todo se centra en mí. La soledad, el abandono, la violencia, la indiferencia, es pasible hasta de ser medida: índice de suicidio en personas de la “diversidad”, casos de abuso de poder, casos de maltrato en donde la única condición es su calidad de “diverso”, y así etcéteras.

A mí me gusta pensar que diversas somos todas las personas, porque todas tenemos nuestras particularidades, porque todas vivimos el mismo planeta y hacemos de el un mundo diferente según nuestras historias, ambiente, posibilidades y deseos. Y eso ha de ser celebrado, porque ser diversos y diversas nos da posibilidades de complementarnos, de discutir puntos de vista, vivencias, de aportarnos, sumarnos, pero jamás debería ser motivo de desprecio, de maltrato y de vulneración de derechos, porque ello nos pone en lugares de dominados y dominantes y dicho discurso nos quita libertad. No vemos porque no nos permitimos ver, sentir y conocer, y así tomar mi decisión de si la otra persona me cae o no, pero de ahí a no respetar sus derechos hay un gran trecho. Y en todo caso, ¿quién domina y porque?, ¿hay quienes tienen más derechos?, cuando estamos dentro de la burbuja nos es difícil salir, pero dar la oportunidad y no creernos dueños de verdades puede aliviar tensiones y salvar situaciones, personas.

Por tanto, la diversidad como concepto se hace necesaria hasta que no entendamos que es intrínseco a la naturaleza misma, y entenderemos entonces dentro de esta diversidad a aquellas personas que sostienen una bandera de lucha por ser y desear lo que desean, de tener los mismos derechos cuando son tan parte de esta sociedad como el resto. Cuando se es expulsado de un colectivo, así sea simbólicamente, se tiende a la identificación con otras personas que pasan por la misma situación para buscar soluciones, algo que más allá de intentos de acallar voces, no se ha logrado. Por ello surgen colectivos, para recordarnos que esto existe, nos pasa a las personas que habitamos este mundo, no lo podemos ocultar ya, y por tanto marchamos!

“Igual que el género, la sexualidad es política. Está organizada en sistemas de poder que alientan y recompensan a algunos individuos y actividades, mientras que castigan y suprimen a otros y otras. Al igual que la organización capitalista del trabajo y su distribución de recompensas y poderes, el moderno sistema sexual ha sido objeto de lucha política desde que apareció, y como tal se ha desarrollado. Pero si las disputas entre trabajo y capital están mistificadas, los conflictos sexuales están completamente camuflados." (Gayle Rubin)

Josefina Melgar López
Lic en Psicologia, Terapeuta y Educadora Sexual

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.