Ultimas Noticias

DE PÉREZ DEL PUERTO AL PRESENTE, UN PATRIMONIO A CONSERVAR

En “Amigos del Arte”, en el marco del Día del Patrimonio, la Arq. María Luz Morosoli desarrolló una charla recordando su época de docente, a través de la cual ilustró a quienes asistieron sobre diferentes aspectos de nuestro patrimonio, tanto arquitectónico como cultural que recibimos como legado que debemos entregar, conservación mediante, a las generaciones futuras.



La Arq. María Luz Morosoli se remontó a la fundación misma de la ciudad y, por consiguiente, a la acción decisiva de Rafael Pérez del Puerto, encargado de la Real Hacienda de la zona Este, a las características de quienes poblaron estas tierras, “personas que habían venido hacía dos o tres años al Río de la Plata, que habían sido enviados a la Patagonia y que allí no habían aguantado, porque no se podía con el clima. Después vinieron a Montevideo y posteriormente a Maldonado”.

“Lo más importante es que la elección del lugar fue la cosa más divina. En este vallecito, al costado del San Francisco, donde está la plaza, donde estaban las ocho manzanas, es un lugar precioso, rodeado de pequeñas colinas”, definió Morosoli haciendo notar que Minas es la única ciudad del Uruguay que “está entre cerros, entre lomas, cuchillas”, por lo que “el primer patrimonio que tenemos que cuidar es la ciudad”.

Comentó su posición contraria a la reforma realizada en Plaza Libertad porque “ese fue el primer regalo que nos hizo Rafael Pérez del Puerto”, respetándose a cabalidad lo establecido por las Leyes de Indias. Valoró en ella la reforma realizada por el arquitecto Scasso en 1942, porque “le dio importancia a ese eje iglesia-callejón-estatua, y creó una plaza especial. Los pisos de la plaza eran de las canteras de Minas, las palmeras del Cebollatí, los que hicieron la plaza eran de Minas. Teníamos una plaza preciosa; no sé cómo va a quedar”, señaló.

Conforme pasaron los años, nuevas olas migratorias llegaron a la ciudad y con ellas se sumaron vascos, italianos y españoles provenientes de otras zonas, con conocimientos y oficios (carpinteros, albañiles, herreros). Hasta arribar al año 1900 y a la publicación de un anuario que, entre otras cuestiones, resalta que en la segunda mitad del siglo XIX hubo 32 periódicos (semanarios, diarios, mensuarios) en la ciudad. “Que hubiera habido 30 grupos de personas queriendo comunicarse con las demás a través de un diario, de la información, de la discusión de lo que pasaba, me parece ya un patrimonio que nos estaban dando, en una época donde casi no se estudiaba, porque no habían liceos”, estableció Morosoli, para quien otro mojón importante fue la instalación del Liceo Departamental, en 1912, durante el gobierno de José Batlle y Ordóñez, lo que determinó un cambio sustancial en la comunidad.

El Café Suizo, el libro “Bajo la misma sombra”, la vida literaria, los músicos de aquella época fermental, también estuvieron presentes en la exposición de la Arq. María Luz Morosoli, así como también la presentación del Ballet del Sodre en el Arequita, en 1938. “Yo tenía 8 años y quedé ‘embobada’. No pensé que se pudiera bailar de esa manera”, rememoró, resaltando la labor de Santiago Dossetti y del Club Democrático en la organización de espectáculos culturales como el anteriormente señalado.

“Somos muy ricos en patrimonio y lo tenemos que cuidar. Tenemos que cuidar que a la ciudad no la destruyan, que no la quieran modernizar a la fuerza, que no quieran formar barrios donde gente importante tiene terrenos y no conviene hacerlo arquitectónicamente”, enfatizó, para luego dedicar un capítulo especial a la historia de Amigos del Arte, desde la llegada de Edgardo Ribeiro a Minas en 1946, su visión, su trabajo y su magnetismo para nuclear a estudiantes en la enseñanza de la pintura y del dibujo. También destacó la labor cumplida por los hermanos Cajaraville, Casimiro Motta y tantos docentes y alumnos que a lo largo de la historia pasaron por Amigos del Arte, hasta “agradecer a estas mujeres que están acá y que consiguieron esta maravilla, porque cuando estuvieron los militares esto se vino abajo, se deshizo, destrozaron, ensuciaron, robaron, maltrataron a Motta muchísimo, tan es así que se fue porque no podía resistir más. Y ellas lo levantaron, quienes ahora siguen en Amigos del Arte”, indicó para luego resaltar, en ese mismo sentido, el trabajo realizado por Mary Aiub, homenajeada en la jornada, “quien trabajó muchísimo por Amigos del Arte, y que no pudo disfrutar todo lo que se consiguió”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.