Ultimas Noticias

“GOZAMOS CON EL ROCK AND ROLL Y CON LA AMISTAD”

Crack comenzó allá por 1991, parte de un movimiento que se dio en Minas post dictadura y que incluyó a varias bandas (Calle 27, entre otras) de músicos que transitaban sus primeros pasos. Jorge Acosta, Daniel Ríos y Rafael Rodríguez, “más que amigos, hermanos” actuaron en el cierre de la 44ª Semana de Lavalleja.



Como músicos prefieren no catalogarse o encasillarse en géneros estanco. Si bien en un momento se identificaba su estilo con el rock progresivo, “ahora estamos en una onda de rock más clásico, sin querernos etiquetar demasiado” porque, según lo señalado por Ríos, “lo importante es que somos tres amigos que disfrutamos de lo que hacemos. Ya más que amigos, somos hermanos, y gozamos con el rock and roll y con la amistad”, porque, según argumentó, “el secreto del asunto es que tienes que divertirte”, y que si a partir de ello “vienen otras cosas, mejor”.

Para Jorge Acosta, tocar en la Semana de Lavalleja “siempre está bueno”, más en estos tiempos donde “la puesta en escena de un escenario de estas características, con un sonido de esta naturaleza, con una iluminación excelente, son condimentos que te motivan aún más”, junto con la repercusión que genera el evento a través de la televisión que acerca los espectáculos a personas que no pueden llegar al escenario del Parque Rodó. “Por eso hice un reconocimiento a bandas que no pudieron estar este año, pero seguramente año a año se irán intercalando, y todas sonando bien y dando muy buenos espectáculos”, afirmó Acosta.

Con la experiencia de años sobre escenarios y luchando por la continuidad de sus propuestas, Rafael Rodríguez, al comparar la época de sus inicios con el presente, planteó una serie de variantes sustanciales. “Ahora hay muchísimas más posibilidades que cuando nosotros arrancamos en el milenio pasado. Conseguir instrumentos era muy complicado y cuando lo hacías, no eran de buena calidad, lo que hacía que no sonaras bien, como en los discos. Aprender a tocar era ser autodidacta. Yo tuve la suerte de tomar clases y eso me ayudó para el resto del viaje. Hoy tienes accesos a dvds, a Internet, donde te enseñan a cómo poner los dedos para tocar. Igualmente esa facilidad puede jugar en contra porque cuando te dejan todo servido en bandeja, uno no labura tanto. Suena ambiguo pero es así”, analizó.

Para Rodríguez “no se puede perder a la música como medio expresivo” porque “de alguna forma somos el termómetro de la sociedad y tenemos que decir cosas. Lo de las letras propias es fundamental, expresarse, el decir es parte del artista y su misión”, evaluó.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.