Ultimas Noticias

¿QUÉ HACEMOS CON LO QUE HAN HECHO DE NOSOTROS?

El debate del por qué y cuándo acudir a consulta o terapia psicológica; lo consciente y lo inconsciente; cómo tramitamos nuestros conflictos y un aporte sobre la clínica son algunas de las reflexiones que los invitamos a hacer hoy, aquí.



Siendo integrante del mundo psicológico muchas veces se me pregunta:” ¿Por qué hay que ir y pagarle a alguien para contarle mis “problemas”? Eso lo hago con mis amigos/as o familiares, me sale, me divierto más y es más barato”.

Quizás lo primero a responder en esos casos es: ¡que bueno que pueda tener esos momentos!, ya que es algo muy importante. En tiempos de redes sociales e inmediatez, la ironía es que los vínculos se vuelven cada vez más un “like” al pasar, que un encuentro real.

No soy fundamentalista de las terapias o las consultas psicológicas, pero así como en este siglo a nadie se le ocurre sacarse una muela con un trago de whisky y una tenaza, tenemos que aceptar que no siempre podemos manejar lo que nos pasa, si a esto le sumamos lo inconsciente, algo definitivamente se nos hace inmanejable, pero no por incapacidad propia, sino porque ni siquiera lo conocemos.

Esta teoría unificada y desarrollada por Sigmund Freud, como cualquier cuerpo teórico, podemos aceptarla o no, pero al menos en este caso les pido le den la chance de pensarla de la siguiente forma: imaginemos un iceberg, de esta forma nuestro modo de ser y actuar, según nos conocemos y lo que creemos saber es la punta del mismo, la parte que queda sobre la superficie. Pero, para que esa punta navegue, “funcione”, necesita de toda otra parte, en ocasiones igual o de mayor tamaño, que está bajo la superficie.

Sin entrar en especificidades científicas y en creerle o no creerle al Sr Freud su teoría, podemos tratar de jugar con esta metáfora para entendernos. 

Este iceberg muchas veces puede navegar y navegar una vida entera sin tener siquiera conflictos, la punta en la superficie el resto debajo, sin toparse ni colisionar contra nada ni nadie. Podríamos inferir que es un iceberg con “suerte” su camino y su masa sub acuática han coincidido para no colisionar. Podemos pensar que esta es el tipo de persona que realmente logra manejar a lo largo de su vida sus cosas de forma tal de poder no sentirse oprimida ni afectada con lo que le pasa. Tener esa “suerte” que justamente dista mucho de ser algo puramente fortuito o mágico, es multicausal y particular de cada caso.

Otros pueden tener una navegación más dificultosa, no tan pacifica a lo largo de su vida, con rachas de tormentas y colisiones, quizás muchas veces sin saber por qué, pueden ser personas que dicen “me sale”, “no lo manejo”; “no sé por qué me pongo así, yo no quiero”, “me sentí tan culpable después, pero no lo hice a propósito”. No son menos afortunadas que las anteriores, simplemente el oleaje o la ruta hacen salir otras cosas de sí. 

Y en esos casos ¿por qué no consultar?, tal vez los amigos o familiares con los que se puede hablar, a quienes les puedo contar “mis problemas”, únicamente conocen la punta del iceberg, quizás ellos no podrían decir más de lo que yo ya se.

Ahora bien tampoco nos hagamos trampa al solitario, un espacio psicológico o terapéutico no hace magia, tampoco nos va a hacer más fácil el camino, simplemente se propondrá darnos más herramientas para poder continuar navegando sorteando de la mejor manera los conflictos y las colisiones. Conociéndonos más, podemos lograrlo, y así este espacio nos acompañara a bucear tratando de mostrarnos que es lo que a menudo no vemos, para que de esta forma se pueda no colisionar ni generar daños propios o ajenos al navegar.

La siguiente duda que surge en muchos casos es: “yo no quiero ir a buscar en mi historia cosas que quizás no tengo porque recordar, mi vida fue feliz y así la quiero mantener”. Así como a veces se dice que los doctores siempre encuentran algo “malo” aunque sea en un estudio de rutina, también se creó la “fama” de que los espacios terapéuticos buscan “fantasmas” donde no los hay. 

Me gusta responder a eso con una cita de Sartre “Lo importante no es lo que han hecho de nosotros, sino lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros”, las terapias no tienen que ser una búsqueda en el pasado, sino un poder pensar-nos en la actualidad, sin dudas esta actualidad, quien soy aquí y ahora tiene que ver con lo que paso conmigo antes, pero más importante aún como dijo el filósofo con que hacemos nosotros hoy con eso que traemos.

Hayamos tenido el pasado que hayamos tenido, sea nuestra historia un cuento de hadas o una historia de terror, hoy somos nosotros los que navegamos y es bueno tener la mayor cantidad de herramientas para poder navegar sanamente. 

José de Souza, Lic. en Psicología

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.