Ultimas Noticias

DEL DISCURSO A LA REALIDAD

Promovida por el Área de Familia y Mujer de la Intendencia de Lavalleja, se realizó en el Salón de Actos la presentación del libro “Violencia Doméstica, el discurso y la realidad”, de la Socióloga Teresa Herrera.



Tras la presentación realizada por Adriana Baladán, encargada de la mencionada área comunal, la autora compartió algunas de las características de la obra presentada en Minas. Indicó que al realizar el Doctorado en la Universidad de Buenos Aires, basó su tesis en la temática de la violencia doméstica. “Lo del discurso y la realidad significa que a pesar de que hay una gran condena pública, de que es políticamente correcto condenar las muertes de las mujeres, todavía queda mucho camino por recorrer”, y en ese marco apuntó a cambiar prácticas culturales, tener una política integrada y a “destinar recursos a esto que es la principal causa de muerte violenta de las mujeres, el segundo delito contra las personas más denunciado en el país (alrededor de 29 mil denuncias por año)”.

Herrera manifestó que el marco jurídico vigente condiciona lo anteriormente expresado, porque si bien en 2002 se sancionó la ley 17.514 (Violencia Doméstica), “la ley necesita modificaciones, necesitamos ser más duros, que el crimen contra las mujeres sea más penado y que sea especificado”, por cuanto recién se comienza a hablar de femenicio como delito penal.

En un tono más general, consideró que queda expuesto el lugar que ocupan las mujeres en la sociedad. “Somos el país con peor representación parlamentaria femenina, las mujeres seguimos ganando menos que los varones en los mismos cargos, a pesar de que somos las que más egresamos de la Universidad, seguimos siendo las mujeres las que hacemos la mayoría del trabajo no remunerado, las que ponemos el hombro para todo el trabajo, cuando en este país no hay jubilación para las amas de casa”, graficó, cuestiones que hacen a la estructura de una sociedad patriarcal “que hace que finalmente, en algunos varones ese machismo se exacerbe y le peguen a las mujeres, las destraten. No nos olvidemos que la trompada, el tiro, la cuchillada es lo último de toda una etapa de ninguneo, de aislamiento”, añadió.

Reconoció también algunos avances, sobre todo en el aumento de denuncias, lo que demuestra que de algún modo el sistema de respuesta, en líneas generales, ha mejorado. No obstante ello, “hasta que no haya una sistematización de sensibilización y capacitación en la policía, en los operadores, en todo lo demás, no se cambiará demasiado”, apuntó, reconociendo que en la Escuela Nacional de Policía “es el único lugar en este país que tiene, como materia obligatoria, el tema de violencia de género”.

En su opinión, mientras los cambios no se den a nivel cultural y en la mente de los uruguayos, “van a seguir muriendo mujeres y se seguirá pensando que esas muertes son inevitables, que es un problema entre varón y mujer, que no hay que meterse, y no se entiende que esa mujer se sienta aislada, que tiene la autoestima por el piso, porque sola no puede salir”.

Consideró como “fundamental” el rol de los medios de comunicación en cuanto a la sensibilidad con que deben ser tratados estos temas. A ello sumó la cosificación de la mujer que se da en determinados medios de comunicación. “Si se la valora solo por su aspecto físico y no por otros aspectos, si no se la respeta, porque sobre nuestro cuerpo todo el mundo se siente con derecho a opinar, a decir cosas, la situación permanecerá incambiada”. Admitió que las variantes, justas y necesarias, deben formar parte de un proceso cultural porque “todos tenemos que ir cambiando nuestras cabezas”, argumentó al presentar su libro “Violencia Doméstica, el discurso y la realidad”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.