Ultimas Noticias

NATIONAL GEOGRAPHIC OTORGA DISTINCIÓN A PARQUE FRAYBENTINO

National Geographic extendió recientemente un reconocimiento al Bioparque M’ Bopicua, un emprendimiento de la empresa Montes del Plata situado próximo a la ciudad de Fray Bentos, en el departamento de Río Negro, por la cría en cautiverio del margay.


foto: Montes del Plata/Bioparque M’Bopicuá

La distinción, explicitada en la publicación de la organización del mes de octubre, resalta la labor que allí se realiza, que incluye una estación de cría de fauna autóctona, un sendero de interpretación de flora nativa y un área de conservación de patrimonio histórico local. El diseñador del proyecto y actual coordinador del bioparque es el naturalista Juan Villalba Macías y en la actualidad la colección comprende más de 800 especímenes de 60 especies diferentes, que conviven en las 150 hectáreas del mismo.

El bioparque, comprometido con l apreservación de la flora y fauna autóctonas, está enclavado en una zona de gran valor histórico y cultural: las ruinas de un saladero del siglo XIX, una de las primeras plantas industriales de nuestro país, dedicado a la preservación de carnes que fue conocido como “Saladero de M’Bopicuá”.

En 2011 el bioparque fue admitido como miembro de la asociación WAZA (World Association of Zoos and Aquariums) y declarado de Interés Departamental por la Intendencia de Río Negro.
Con respecto al Margay, la publicación de National Geographic establece en forma textual:

Espíritu solitario

Con la notable excepción de los leones, que viven en manadas, la mayoría de los félidos prefiere la soledad. Los ejemplares adultos de las más o menos, 40 especies de félidos que existen son “animales solitarios que solo se reúnen para aparearse”, según la enciclopedia online Animal Diversity Web.

Es el caso del margay, un pariente del ocelote. Cuando las hembras entran en celo -cada 32 a 36 días- los machos se les acercan, merodean por la zona un par de días, y repetidamente inician un acto sexual que puede durar un minuto. Luego desaparecen. Si la hembra concibe, a los dos meses y medio aproximadamente parirá un cachorro o, rara vez, dos. Algo muy conveniente para la madre, ya que solo tiene un par de glándulas mamarias, pero que al mismo tiempo supone una baja tasa de natalidad. Un año después de nacer, la cría se separa de la madre para vivir su propia vida en soledad.

En la mayoría de los países está prohibido vender margays como mascotas o cazarlos para vender su piel. Centros como el Bioparque M’Bopicuá de Uruguay nutren sus poblaciones criándolos en cautividad. Con todo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza advierte de que para 2025 la población de este felino quizás haya menguado hasta un 30%. Al arrasar los bosques para crear pastos y cultivos, los tímidos margays rehúsan cruzar los paisajes alterados, incluso para aparearse. Un hábitat y una población menguantes que podrían hacer de este felino una criatura aún más solitaria”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.