Ultimas Noticias

RECLAMÓ ENCADENADO EL PAGO DE HORAS EXTRAS

Orlando Ramírez, quien trabajó en la IDL hasta el 3 de agosto, se encadenó junto al acceso principal de la sede comunal en reclamo del pago de las horas extras que se le adeudan. “El reclamo es para poder cobrar y para que mis hijos puedan comer”, expresó Ramírez a Arequita Digital.



Sobre las 12:30 se encadenó. La medida se extendió durante una hora. Ramírez destacó la solidaridad de ex compañeros de trabajo “que se han acercado y que están en la misma situación que yo” y que no nombró porque “no quiero comprometerlos, porque sé que después se los castiga”, refirió.
Orlando Ramírez se desvinculó de la Intendencia el 3 de agosto y según comentó a nuestro medio, “se me deben 75 horas extras, 9.500 pesos”.

Señaló también que personal policial se acercó mientras llevaba adelante su medida para ver la posibilidad de que depusiera su actitud. “Les hice ver que hablé en dos ocasiones con el Secretario General, Juan Estévez, con los secretarios personales de la Dra. Adriana Peña, y que no se me dio ninguna respuesta”, luego de recurrir a las vías administrativas correspondientes.

“Se me acerca la fecha de pagar pensiones y no tengo dinero. Soy un buen padre y la justicia, si no pago mi pensión alimenticia, ejecuta a mi madre, que tiene 85 años. Lo único que quiero es cobrar mi salario, no vengo a pedir una changa, quiero cobrar lo que ya generé. Tengo vergüenza, soy padre de familia”, alegó.
Ramírez es feriante y para poder cumplir con su actividad realizó un convenio en el pago de la tasa correspondiente.

La abogada María Luisa Bollini, representante legal de ADEOM Lavalleja, presente en el edificio sede de la IDL, argumentó que Ramírez, al momento de encadenarse “estaba haciendo uso del principal derecho, la libertad, la cual está herida porque no se está cumpliendo con artículos de la Constitución de la República”.

“¿Cómo no va a tomar una medida de esa índole si por otro lado le están diciendo que le van a hacer un reclamo de pensión alimenticia subsidiaria por no poder cumplir con los alimentos?”, se preguntó la profesional.

En su opinión, lo importante es tener presente la cuestión de fondo y no la medida adoptada por Ramírez para exponer su problemática. “Si se hizo una tarea para la Intendencia, se cumplió el rol de trabajador como lo hizo, se le debe pagar su salario. Nada más y nada menos que eso”, expresó.

Cuestionó que el Ejecutivo Comunal haya solicitado la anuencia a la Junta Departamental para acceder a una línea crediticia con el Banco República “con la única excusa de ponerse al día con los funcionarios y que no lo haga. No sé si usaron el préstamo o no, porque no estoy en el nivel político y ni me interesa estarlo. Si se pidió el préstamo para eso, hay que pagar, porque la gente come, y no come atrasada, a mes vencido, meses vencidos”, evaluó.

“Es una verdadera vergüenza”, manifestó la Dra. María Luisa Bollini. En torno al accionar policial registrado en la ocasión, comentó que “mientras el señor (Orlando Ramírez) no estuviera obstaculizando el tránsito, haciendo violencia en la calle, y estuviera en forma pacífica, lamentablemente encadenado en este caso porque son incapaces de cumplir y de pagar, la actuación policial no sé debido a qué se efectuó. Mientras no lastime el derecho de otros, puede hacerlo. La Constitución no está de adorno, pero no se cumple. Hay muchos funcionarios en la misma situación. En la Junta se le dio autorización para que sacara dinero para pagar a los funcionarios y tenemos que estar padeciendo esto que no es nada divertido por cierto”, finalizó.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.