Ultimas Noticias

BIOCONSTRUCCIÓN: CASAS VIVAS EN VILLA SERRANA

En el marco del Festival del Agua realizado en Villa Serrana, el público pudo apreciar modelos de bioconstrucción que se realizan en el lugar, una interesante propuesta que respeta en un todo la acción pionera del arquitecto Julio Vilamajó.



Eduardo Páez integró el grupo de vecinos organizados de Villa Serrana (VOVS) y a su vez pertenece al grupo de trabajo que se denomina Bio Construcción Zunandi, el cual construye casas utilizando materiales básicos como la arcilla, la paja, la arena, la piedra y la madera.

“Desde el momento en que vinimos a hacer la primera construcción, no nos hemos ido de la zona, hemos seguido construyendo. En la actualidad estamos haciendo dos casas al mismo tiempo y bajo ese concepto, el de la casa viva”, explicó Eduardo Páez.

El grupo está vinculado, en un tono más general, a un proyecto de vida que busca plasmar en Villa Serrana porque “tenemos un terreno y estamos construyendo pero aún no nos vinimos a vivir a esta zona. Estamos cuatro días trabajando acá y volvemos a Montevideo. Estamos en esa transición todavía”, comentó.

Reconoció que aún hace falta mucha información en torno a la bioconstrucción porque aún se sigue manejando el concepto de que “las construcciones, con la utilización de estos materiales, no duran mucho tiempo o que se deteriora fácilmente, y ocurre todo lo contrario, porque una casa de tierra, bien hecha, puede durar más que una casa de construcción tradicional”, argumentó.

En esta clase de construcción está muy arraigado el concepto de arquitectura bio climática, que las casas sean frescas en verano y cálidas en invierno, lo cual se logra trabajando fuertemente en el diseño de las construcciones. “Hay mezclas con las cuales hacemos los muros, algunas de ellas muy térmicas y por lo generar las instalamos hacia el Sur, donde castiga más el frío”. Existen también “paredes que tienen la capacidad de contar con inercia térmica, es decir, acumulan calor durante todo el día en invierno porque les da el sol (no en verano, por los aleros) y ese calor va hacia adentro por diferencia de temperatura”, lo que hace que el gasto en calefacción termine resultando mínimo.

Proyectos como los que se construyen en Villa Serrana reivindican el pensamiento y la acción del visionario arquitecto Julio Vilamajó, quien, entre otras muchas cuestiones, “planteaba que se construyera con elementos del lugar y eso es lo que más tratamos de hacer nosotros. Hay casas que estamos haciendo ahora que desde algunos lugares, casi no se ven, porque tienen techo vivo, con pasto, las paredes son del mismo color de la tierra del lugar y abajo tienen piedra. Es decir, quedan como camufladas con el paisaje. Eso lo planteaba Vilamajó, que las construcciones no rompieran con el entorno del lugar”.

A su vez, estas construcciones regulan la humedad ambiente, por cuanto las paredes absorben la humedad ambiente excesiva y regulan la humedad interior. “Cuando el clima está seco, devuelven esa humedad, haciendo que una casa en su interior tenga siempre un promedio de 50 o 60% de humedad ambiente, algo muy beneficioso para la salud del ser humano”, explicó el entrevistado.

Para quienes profundizan en el tema energético, estas construcciones plantean una serie de beneficios adicionales, “porque la casa no fue construida utilizando ningún químico, ningún material que pueda emanar algún elemento tóxico al ambiente, sino que es una casa que está viva, como si tomara los elementos de la naturaleza y les diera forma a la casa. Es como vivir en la propia naturaleza, sin tóxicos” finalizó.

1 comentario :

Julieta dijo...

Buonos dias,
quisiera adqirir un terreno en esta zona y construir una casa de esta manera que describis.
Me gustaria recibir informacion y asesoramiento al respcto
Hay alguna persona a quien pueda contactar? les agradezco desde ya su atencion
Julieta

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.