Ultimas Noticias

LAS COSAS PASAN IGUAL, AUNQUE SEA VERANO


Enero es un lindo tiempo para descansar, quizá porque es el inicio de un año, quizá porque ya venimos cargados por demás de todo un año de trabajo o porque sí, porque es enero y salimos de licencia dejando por unos días las tareas más habituales que estamos acostumbrados a hacer, gracias a Dios porque tenemos trabajo.

En medio de mis vueltas converso con gente que en la calle andan más o menos en la misma que yo, tomando un poco de fresco y es allí donde me centraré a contarles algunas de las charlas que hemos tenido en estos días con vecinos de diferentes barrios y zonas de Minas.
(En estos relatos usaré nombres ficticios ya que algunos por su profesión y trabajo prefieren el anonimato)

La piscina de los mosquitos
A la salida del Estadio, luego de presenciar el encuentro entre Lavalleja y Maldonado, Arturo, un vecino del barrio Olímpico me dice: ¿viste la piscina de aquí al lado del Estadio? – el proyecto de piscina, respondí. –Claro la piscina que dejaron sin terminar, está llena de agua podrida, me dijo. Hace varios días está con agua de la lluvia y fíjate que está verde. Al otro día pasé y efectivamente, el agua verde, con basura adornaba inmundamente una de las obras inconclusas y que más tiempo ha llevado terminar. Por un lado el MSP haciendo campañas brutales contra el mosquito del Dengue, sugiriendo a la población que no deje recipientes con agua para evitar justamente al mosquito maldito y por otro lado Minas cuenta con una obra de miles y miles de pesos cuya única función es gestar o propiciar la gestación de una plaga. 
No entiendo nada, ¡o se termina la “piscina” y se habilita o tapamos esa infección por el bien de la salud de los vecinos, muchachos!

La pista de carreras
Andando una de estas tardecitas por la rambla, que dicho sea de paso mejoró notablemente después de haberse intervenido en ella, entre otras cosas la creación de la calle de abajo (más allá de la endémica discusión inicial de costos, momentos y demás) y la iluminación que hoy tiene esa zona, el barrio del ex intendente quien propició la obra en su momento, hay algo que ya se ha hablado en la Junta Departamental, en la comisión de tránsito y las redes sociales explotan con quejas de los vecinos, y es en lo que lamentablemente se ha convertido o se ha incrementado: una pista de carreras y picadas de motos y autos. Sí, así de rápido como lo leen es la velocidad con la que una moto aparece detrás del parador de la Rambla y desaparece llegando al puente Otegui. Por su paso quedan -por ahora- ojos testigos y muchas malas palabras de quienes miran y escuchan el zumbido de los caños de escapes de motos y autos que utilizan como pista de carrera. Mientras tanto los gurises juegan a la pelota, doña Juana camina por la orilla con miedo, como si estuviese caminando por la cornisa de un edificio, las parejas dejan de mirarse y lo más sorprendente muchos dejan de mirar sus celulares para apreciar la competencia entre las motos en una pista libre donde algunos nos preguntamos si el responsable de tránsito alguna tardecita de estas se da una vuelta por la rambla y busca una solución definitiva a las carreras de vehículos en una zona de esparcimiento de familias. ¡Vamos arriba, Director! Estaría bueno poner alguna señalización, alguna lomada, darse una vuelta, indicar para dónde está flechada la calle de abajo, que se yo… hacer algo. Dije más arriba que por ahora el relato va siendo contado por quienes miran, escuchan y caminan por la zona, porque si no se le pone un freno, esto termina mal. No creo que sea aguafiestas, pero se cae por su propio peso que si no ha pasado ninguna desgracia es por casualidad.

¿El camping lleno? ¿Cómo está el agua del río en la zona del balneario?
Los días lindos voy hasta el río Santa Lucía, doy una vuelta por el camping y siempre algún minuano te pega el grito desde alguna de las parcelas. Conversando Julio y Ana me decían que a pesar de que habían escuchado por la radio que el camping Arequita estaba lleno, y que las autoridades habían tenido que impedir el ingreso de turistas en algunas ocasiones porque no quedaban lugares, ellos habían llegado y habían encontrado lugares para elegir, en la zona A, en la B, o donde sea. Efectivamente, he estado allí y sobran parcelas vacías quizá sea una casualidad que justo cuando he ido (muy a menudo) hay lugares libres por doquier, lo que no me parece bueno es difundir que el camping está lleno y que la gente no encuentra lugar porque quienes tienen intención de ir a acampar lo desestimarán por los anuncios de las autoridades.

Algo que también me preocupa y me he ocupado de indagar es cuál es la calidad del agua del balneario. Hemos visto en redes sociales algunas fotos bastante asquerosas en la que muestran materia fecal en el agua y también sé que ha habido muchas consultas en el hospital por parte de niños con algunas afecciones producto de haberse bañado en el “Santa”. Agrego a esto del balneario que no cuesta nada delimitar zonas en el río con algunos flotadores indicando hasta dónde es zona de poco o nulo peligro y dónde es más hondo. Creo que facilitamos la tarea de los guardavidas y los papás estamos más tranquilos también. Si tomamos en cuenta que el camping se llena año tras año y que se supone que se recauda bien, un poco de inversión hay que hacer, contamos con muy pocos baños muchachos, el tendido eléctrico sigue siendo un desastre en la zona A, como ya venimos alertando hace varios años…

El agua que sobra en las piscinas falta a productores de Villa Serrana y Carapé:
El uso de las redes sociales es sin dudas una atracción y un mata tiempo formidable, el “idiotizante” como dice un gran amigo mío reacio al uso de la tecnología. En la tarde del sábado me llega un mensaje de alguien que no conozco pero de alguna manera hizo llegar: … “Dejaron de llevarle agua a la gente humilde de Villa Serrana y también a… (otro productor con nombre y apellido) camino a Carapé. Esto es posta posta”. Aunque me cueste creer que esta aberración esté sucediendo no estaría lejos de la realidad de una administración que apunta sin dudas a cortar con los compromisos de desarrollo que debería impulsar. Linda tarea para el comienzo del año indagar al respecto al ejecutivo. Supongo que después de todo entenderán que se trata de controles que podemos hacer como ediles y no como molestia que es lo que parece que causamos al momento de pedir el libro de resoluciones. ¿Habrá alguna resolución que niegue el agua a estos productores en pleno verano?

Las vacaciones del Presupuesto quinquenal
A todo esto, y a pesar del verano, enero y la playa, tenemos el presupuesto quinquenal de la Intendencia Departamental que ya se encuentra en la Junta, según leí por ahí en algún diario el presidente de la junta recibió de parte de Adriana el proyecto y como un trampolín lo mandó para la Comisión de presupuesto de la junta. Ahora bien, hay algo que no me cierra, la junta está en receso hasta mediados de febrero, si no se levanta el receso hasta entonces la comisión no funciona como tal, por lo tanto llego a la conclusión de que el proyecto de presupuesto está veraneando en alguna carpeta a la espera de que cuando nos sacudamos la arena y la comisión se ponga a laburar. Pero a no dormirse, tenemos menos de 120 días para aprobarlo, modificarlo, etc. y de esos 120 días estamos regalando unos 45 porque no se levanta el receso como dijimos anteriormente. Después veremos cómo nos apuramos a votarlo porque los tiempos no dan. Supongo que se harán reuniones de la comisión con diferentes actores políticos, sociales, culturales, empresariales, etc. del departamento. Pasan los días y es como si nada hubiese pasado. Perdón, no ha pasado nada, ¡y ese es el problema!

Esperando que los relatos hayan servido para romper el “hielo del verano” nos estamos comunicando pronto, y espero con mejores novedades desde el quehacer diario.

Mauro Álvarez
Edil Departamental MPP-Frente Amplio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.