Ultimas Noticias

FALLECIÓ TOMÁS DE MATTOS, A LOS 68 AÑOS

Falleció este lunes, a los 68 años, el abogado, periodista y escritor uruguayo Tomás de Mattos, en la ciudad de Tacuarembó. El autor de ¡Bernabe, Bernabé!, La Fragata de las Máscaras y El Hombre de Marzo, padecía problemas cardíacos y sufrió un infarto mientras caminaba por la vereda, cerca de su casa.



“Tacuaremboense nacido en Montevideo” porque es allí donde vive su infancia y adolescencia, viaja a Montevideo para realizar sus estudios universitarios y una vez culminada su carrera de abogado se establece nuevamente en Tacuarembó. 

Fue alumno de Washington Benavides, autor que dio a conocer sus primeros cuentos, que luego fueran publicados en distintos diarios, periódicos y revistas literarias.
Trabajó como colaborador en muchas publicaciones periódicas, como Cuadernos de Marcha, Brecha y el suplemento Cultural de El País, además fue columnista de la revista Caras y Caretas.

Entre las distinciones que recibió durante su vida están el Premio Morosoli de 1997 y los Bartolomé Hidalgo de 2011 por su Trayectoria Literaria y Narrativa por la novela El hombre de marzo. La búsqueda, primera parte de la biografía novelada de José Pedro Varela. 
Fue director de la Biblioteca Nacional entre 2005 y 2010 y elegido académico emérito de la Academia Nacional de Letras en 2012.

En junio de 2011, brindó una charla en el Instituto de Formación Docente (así denominado en aquella época), a través de la cual presentó la novela biográfica “El hombre de marzo”, a través de la cual el escritor se refirió a la figura de José Pedro Varela.

En aquella ocasión, en diálogo con Semanario AREQUITA, situó su trabajo dentro del género de novela biográfica. “En la vida de todos los hombres, la vida privada aparece siempre oscura, se trasluce poco, y mucho más con el paso del tiempo. A mi me importaba darle al lector la sensación de que seguía de cerca el proceso de evolución y crecimiento personal de uno de los referentes mayores de nuestra cultura”, declaraba.

El autor se apoyó en conceptos expresados en su momento por el Filósofo e Historiador Arturo Ardao, en cuanto a que José Pedro Varela fue revolucionario para su época y fundamentó tal afirmación. “Ardao nos pedía que no nos dejemos encandilar por la reforma escolar de Varela -dicho sea de paso, dice fue la que tuvo más sentido económico y social de toda la región-. Prefería que viéramos a Varela como la mentalidad más revolucionaria del último cuarto del siglo XIX de nuestra historia. Y empieza a explicar el por qué. En cuanto al principio Racionalismo Espiritualista, fue introductor de Francisco Bilbao en Uruguay. Posteriormente abandona el Racionalismo

Espiritualista, que era francés, con dos o tres manuales clásicos, y con referentes latinoamericanos. Cuando Varela llega a Estados Unidos, y se fascina con esa cultura anglosajona, empieza a pensar en inglés. Fue un paso decisivo porque ahí introduce el Positivismo, pero no el Positivismo a la francesa, de Comte, sino el Positivismo norteamericano, que se caracteriza por solo reconocer como verdad lo que es demostrado por la videncia. No lo bellamente dicho es verdad sino lo que está sólidamente comprobado y experimentado. Esa transformación, Varela también la hace en la educación. Pero nosotros, cuando pensamos en Varela, todos los 19 de marzo, los maestros de mi hijo hablaban de la laicidad, de la gratuidad y de la obligatoriedad, desvinculándolas de un elemento capital, que para Varela era la construcción de la democracia”, sentenció.

En la construcción de esa visión acotada de la obra de Varela, para Tomás de Mattos influían muchos aspectos, recordando que un ex docente la había expresado rotundamente: “Varela ya fue”. En opinión de De Mattos, Varela “pensó por sí mismo y nunca le importó el efecto de lo que decía. Es decir, en definitiva le importaba porque medía muy bien la consecuencia de lo que decía cuando afectaba no su persona sino su causa. Cuando afectaba su persona, era absolutamente transparente pero cuando se refería a la causa, era maquiavélico”.


Obra




Cuentos

Libros y perros (1975)
Trampas de barro (Alfaguara, 1983)
La gran sequía (1988)

Novelas
¡Bernabé, Bernabé! (1988)
La fragata de las máscaras (Santillana, 1996)
A la sombra del paraíso (1998)
Ni dios permita (2001)
La puerta de la misericordia (Ediciones del viento, 2002)
El hombre de marzo. La búsqueda (Alfaguara, 2010)
El hombre de marzo. El encuentro (Alfaguara, 2013)
Don Candinho o las doce orejas (Alfaguara, 2014)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.