Ultimas Noticias

RECOMENDACIONES PARA EL MANEJO DE SÍNDROME GRIPAL O INFLUENZA

La Dirección Departamental de Salud de Lavalleja difundió un comunicado con importante información en cuanto al manejo de Síndrome Gripal o Enfermedad Tipo Influenza, desde la forma en que se diagnostica, cuándo es necesaria la hospitalización de un paciente, incluyendo recomendaciones terapéuticas e informando acerca del uso de antivirales.



La situación epidemiológica regional y nacional muestra que estamos asistiendo a un adelanto del aumento estacional de las infecciones respiratorias y a la ocurrencia de circulación del virus Influenza A H1N1.
La información disponible muestra que hubo circulación de este virus en el invierno 2015-2016 en Europa, Estados Unidos de América y Centroamérica.

De acuerdo a los datos de la vigilancia epidemiológica y laboratorial, la circulación de Influenza A H1N1 en la estación actual es significativa en adultos y la gran mayoría de los casos de ETI son causados por este virus. En vistas de ello, el diagnóstico basado en la clínica es suficiente para el manejo de la gran mayoría de los pacientes.
El médico debe definir conductas para la asistencia de los pacientes afectados en base a criterios clínicos y a las recomendaciones vigentes.
Se presentan respuestas a algunas interrogantes frecuentes que pretenden ayudar en la toma de decisiones.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA ENFERMEDAD TIPO INFLUENZA?
El diagnóstico es clínico.
Los síntomas son: fiebre mayor de 38ºC axilar, tos, mialgias, odinofagia, cefalea, malestar general, sudoración, escalofrío, fatiga. Quién presente ésta sintomatología tiene un síndrome gripal o ETI, en ausencia de otra causa que explique el cuadro clínico.
Asimismo en lactantes y niños menores la presencia de fiebre >38ºC axilar más uno de los siguientes síntomas respiratorios: tos, rinitis, odinofagia; más uno de los siguientes síntomas generales: decaimiento, rechazo del alimento, cefaleas, mialgias, sudoración y escalofrío, fatiga; en ausencia de otra causa que lo explique, durante el período de circulación del virus, puede corresponder a una infección por virus Influenza.
Independientemente de la definición de caso antes señalada, la aparición en corto tiempo de polipnea y/o hipoxemia precedida o acompañada de síntomas generales, en ausencia de otra causa que lo explique, debe hacer sospechar como agente etiológico al virus Influenza.
La auscultación pleuropulmonar puede ser normal, o presentar estertores húmedos diseminados, a veces a predominio basal, o localizados.

¿QUÉ ESTUDIOS DIAGNÓSTICOS PUEDEN ESTAR INDICADOS?
  • Radiografía de tórax: en los pacientes con disnea, polipnea, signos auscultatorios, en los que serán internados y en los que se sospeche sobreinfección bacteriana.
  • Hemograma: En fases tempranas puede presentar leucopenia con linfopenia y en otros casos o en la evolución leucocitosis elevada.
  • Detección rápida de antígenos de virus influenza A en secreciones respiratorias: es un estudio realizado por inmuno-cromatografía, de buena especificidad (80-97%) pero de baja sensibilidad (50-78%). Un resultado positivo es un aporte para el diagnóstico etiológico, el resultado negativo no descarta al virus Influenza A o B como el agente causante de la infección respiratoria.
  • Detección de Virus Influenza en las secreciones respiratorias por inmunofluorescencia.
¿CUÁNDO SE HOSPITALIZA UN PACIENTE?

En niños:
  • Insuficiencia respiratoria (cianosis, saturación de O2 < 94%).
  • Polipnea mantenida para la edad
  • Trastornos de conciencia
  • Tiraje subcostal 
  • No puede beber o alimentarse.
  • Convulsiones.
En adultos:
  • Dificultad respiratoria, ya sea por causa obstructiva alta (Laringitis) ó por Insuficiencia Respiratoria vinculada a Neumonitis Viral ó sobreinfección bacteriana.
  • Hipoxemia por oximetría de pulso o gasometría arterial. Permite decidir el nivel de cuidados requeridos: Cuidado Intensivo, Intermedio ó Sala común.
  • Trastornos de conciencia (excitación, confusión, obnubilación); convulsiones.
  • Falla hemodinámica.
  • Deshidratación y/o alteración hidrolectrolítica, fundamentalmente hiponatremia.
  • Descompensación de patología crónica previa: asma, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, cardiopatía isquémica, hepatopatía, inmunosupresión
¿CUÁLES SON LAS RECOMENDACIONES TERAPÉUTICAS?
En todos los casos se promoverá el tratamiento domiciliario, evitando las internaciones y la automedicación con antibióticos y con antivirales.
Se recomienda no utilizar aspirina como antitermo-analgésico.
El paciente debe guardar reposo domiciliario por una semana, no reincorporarse a actividades educativas o laborales ni realizar actividad física mientras presente fiebre o síntomas generales intensos.

¿CUÁNDO USAR ANTIVIRALES?

La decisión terapéutica debe tomarse en base a criterios clínicos.
La terapéutica especifica con antivirales, cuando está indicada, debe iniciarse precozmente, en las primeras 72hs de comienzo de los síntomas.
Pasadas las 72hs de iniciada la sintomatología, se valorará en forma individual el potencial beneficio de iniciar el tratamiento en función de la gravedad del paciente y la presencia de factores de riesgo.
Se recomienda iniciar tratamiento específico (oseltamivir) en los pacientes que cumplan con alguno de los siguientes criterios:
Presentación grave (requiere internación, valoración de ingreso a cuidados intensivos).
Polipnea,
Hipoxemia, documentada por gasometría arterial, oximetría de pulso,
Hipotensión o shock

¿CUÁNDO ESTÁ INDICADA LA QUIMIOPROFILAXIS?
La quimioprofilaxis con oseltamivir está indicada siempre que existan factores de riesgo para una evolución grave (inmunodepresión o enfermedad crónica debilitante, embarazadas y obesidad mórbida) y que el contacto se haya producido durante el periodo infeccioso (un día antes y hasta 7 días después del comienzo de los síntomas en el caso índice). No se debe indicar en el menor de 3 meses.

¿CÓMO ES LA TRANSMISIÓN DEL VIRUS Y CUÁNTO DURA?
La transmisión del virus de influenza humana, se produce por vía respiratoria, principalmente por gotitas de la saliva producidas por la tos o estornudos y por contacto con las superficies contaminadas con estas gotitas o secreciones respiratorias. Esto ocurre desde un día previo al inicio de síntomas y hasta 7 días después de iniciados los mismos.

RECOMENDACIONES
  • Higiene de manos: Se debe realizar higiene de manos luego de tos, estornudo, higiene nasal, contacto con personas con síntomas gripales.
  • Alcohol gel: se recomienda el uso prioritario del alcohol gel por la facilidad de acceso al mismo, ya que no requiere lavado previo, el tiempo de higiene se acorta en forma significativa en relación al lavado de manos. Se recomienda la utilización de dispensadores individuales de bolsillo.
  • Protección de tos: Taparse la boca al toser con pañuelo descartable (que se introducirá posteriormente en una bolsa de plástico) o toser sobre las mangas.
  • Luego de estornudar: Higiene nasal preferentemente con pañuelo descartable, descartarlo inmediatamente en una papelera u otro dispositivo similar; si no se dispone, desechar en bolsa de plástico cerrada.
Dirección Departamental de Salud

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.