Ultimas Noticias

BRINDARON RECITAL DE VIOLÍN EN TEATRO LAVALLEJA

Músicos integrantes de la Orquesta Sinfónica Juvenil “Eduardo Fabini” brindaron en la noche de ayer un recital de violín en instalaciones del Teatro Lavalleja de Minas. Los ejecutantes fueron músicos de entre 10 y 17 años, formados en el núcleo orquestal de Minas y preparados por el profesor Armando Padilla, músico venezolano radicado hace dos años en nuestro país.



El docente participa de las actividades de la Fundación de Orquestas Juveniles del Uruguay e integra el staff de docentes del programa orquestal de nuestra ciudad.

El programa estuvo compuesto por el Allegro de Fiocco para violín y piano, que fue ejecutado por Sofía Furtado; el primer movimiento del Concierto en La menor de Vivaldi para violín y orquesta, a cargo de Emanuel Olivera; el primer movimiento del Concierto 9 para violín y orquesta de Charles de Beriot, por Leonardo Melgar; y la Cantata 147 de Bach interpretada por Yeniffer Olmedo (primer violín), María Noel Chappe (segundo violín), Juan Ignacio Beracochea viola (invitado) y Sofía Gómez violoncelo (invitada).

El profesor Armando Padilla, en diálogo con Arequita Digital, se refirió a la forma en que se planteó el concierto, conforme al volumen de músicos que iba a estar en escena. “El escenario, aunque tiene muy buena acústica, en ciertas ocasiones se hace grande. La convocatoria fue más familiar y optamos por un lugar más pequeño”.

Destacó la intensidad con la que trabajan los jóvenes integrantes de la orquesta, sumando seminarios, ensayos y conciertos. “Es la única manera de lograr un resultado aceptable, que pueda satisfacer tanto la expectativa de los chicos, de sus padres y de los profesores”, definió.

Con la realización de recitales como el planteado en Teatro Lavalleja se busca mostrar el trabajo de todo un año. Por esa razón docentes y músicos eligen las obras para de esa forma “ayudarlos a perder el miedo escénico”, en una actividad que “los nutre, al darles la oportunidad de disfrutar, de poder lucirse y de alimentar un poco el ego”, sostuvo, poniendo el caso de que en ocasiones sucede que los chicos se van formando, en un punto llegan a ser profesionales, “pero no están acostumbrados a presentarse solos ante público, a un escenario, siempre lo hacen ‘escudados’ en sus sesenta compañeros de orquesta. En grupos más reducidos no sienten la protección de la masa”, lo que hace que desarrollen su carisma y se formen de una manera integral como músicos solistas a edades más tempranas.

En cuanto a por qué y de qué forma los chicos deciden relacionarse con un instrumento sinfónico, el músico venezolano dijo que las causas son muy diversas. En su caso particular, “era muy chico para estar en los scouts, para jugar béisbol, fútbol o básquet, pero tanto como para estar en una orquesta y la orquesta sí me aceptó”. Fue así que le presentaron los instrumentos que en ese momento estaban disponibles para ser ejecutados y “me enamoré del corno, del cello y del violín, que fue el que terminó conquistándome”.

Está claro que cada caso es diferente, porque mientras “hay quienes nunca habían visto un instrumento sinfónico, llegaron a la escuela, vieron una demostración y eligieron un instrumento”, en otros casos “vienen de padres que tuvieron algún tipo de contacto musical” y en otros lo toman como “un hobby y no quieren ser músicos profesionales. Todo es válido para el sistema de sistema de orquestas sinfónicas infantiles y juveniles, por el componente social que tiene”.

En ese mismo sentido afirmó que cada instrumento “tiene su propia personalidad y cada chico se va a fijar en un instrumento que le gusta según su propia personalidad. Hay quienes hoy dicen ‘quiero violín’ y luego se dan cuenta que no les gusta y prefieren la viola, o viceversa”, finalizó.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.