Ultimas Noticias

RUPERTO ROCANROL SOLIDARIO EN TEATRO LAVALLEJA

A beneficio Ailín, se presentó en Teatro Lavalleja de Minas en la jornada de hoy el músico y escritor Roy Berocay, con su espectáculo Ruperto Rocanrol. Con entradas agotadas, las funciones se desarrollaron a las 10:30 y a las 14:30 horas. El dinero recaudado es aportado a la operación de la pequeña, a realizarse próximamente en la capital del país.



María Zuasnabar, en nombre de Colegio Integral, institución que auspició el evento junto a Librería Acuarela y Hotel Verdún, comentó que al manejarse posibilidades para colaborar con Ailín, con la campaña para recaudar fondos para su operación a realizarse en Montevideo el 1 de junio, contactaron vía Facebook a Roy Berocay. Media hora después recibieron respuesta de parte del músico y escritor aceptando la invitación, con la intención de presentar un espectáculo accesible a las escuelas, “a niños que muchas veces no van al teatro, porque no hay muchos espectáculos para ellos en Minas. De esa forma aprovechamos la colaboración, que es lo más importante, y los niños tienen un evento cultural, con alguien que admiran”, comentó Zuasnabar.

Roy Berocay, por su parte, contó a Arequita Digital que su primer libro para niños, El Sapo Ruperto, data de 1989. Escribió para adolescentes y para adultos, hasta que su editor le pidió que se centrara en temáticas para niños. “No tenía idea. Escribí porque me gustaba, de noche les contaba cuentos a mis hijos, les inventaba historias, y pensé en escribir algo que les sirviera a otros padres para sentarse a leerles a sus hijos”. Esa era su aspiración. Al poco tiempo lo convocaron desde una escuela para que dictara una charla, y se fue multiplicando la actividad a ese nivel tras la presentación de aquel primer libro.

“Me sorprendió la respuesta y me di cuenta que había una necesidad, que los gurises tenían necesidad de historias que los reflejaran a ellos, a diferencia de otros países, donde hay dibujos animados, series para niños con las cuales se identifican. Acá no, salvo teatro en vacaciones, pero generalmente sobre cuentos clásicos”, analizó.

También sintió que como escritor, aquella tarea, resultaba liberadora “de esa cosa uruguaya de la trascendencia y la seriedad, que podía escribir solo por el placer de hacerlo, de contar una historia lo mejor que pudiera”. Se sintió bien. “Seguí por ese lado y se fue dando. Los responsables fueron los docentes que empezaron a desparramar mis libros por las escuelas y de ahí llegaron a las casas de los chicos”.

Admite que también le sorprendió la popularidad que obtuvo el Sapo Ruperto “sin haber pasado por la televisión”, lo que demuestra “que hay otras vías de comunicación que conviven”.

Músico desde su adolescencia, a pesar de ser identificado como escritor, tocó durante muchos años en la banda El Conde de Saint Germain, entre otras. “Un amigo me propuso hacer canciones para niños, para un evento contra el trabajo infantil, acepté y compuse Derecho a Jugar, que fue con la que cerramos hoy. Hice otras canciones y se me ocurrió hacer un espectáculo para niños”. Al ser un músico de rock, al tiempo ya le había agregado una batería, y al tercer toque un bajista a la banda. Son sus hijos Pablo y Bruno. Así nació Ruperto Rocanrol, espectáculo que realiza desde hace ocho años.

Trabajar junto a sus hijos representa, entre otras cosas, una gran ventaja. “No tocan en la banda porque sean mis hijos, sino porque son muy buenos músicos. Que sean mis hijos acorta cualquier eventual distancia: no tienen problema en decirme que una canción que propongo no sirve y eso está bueno. Te mantienen a tierra siempre”, valora.

Generalmente es el compositor, presenta una estructura, una melodía, y sus hijos la desarman, la cambian, la parten, le agregan, “y entre todos sale algo que nos gusta a todos. Somos una banda, un equipo, no yo acompañado por dos músicos”, aclara.

Berocay se caracteriza por participar de jornadas solidarias como la realizada en Minas por Ailín. Siente que “es una forma de devolver lo mucho que la gente me da. He tenido la suerte de recibir un cariño enorme y un apoyo muy grande, tanto por los libros como por la música infantil, y es una manera de devolver”.

“Este es un país donde la gente espera que el Estado haga todo, nos quejamos todo el tiempo, pero si todos hiciéramos algo por los demás, sería un país muchísimo mejor”, concluyó.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.