Ultimas Noticias

RINDEN HOMENAJE AL MAESTRO Y MÉDICO HÉCTOR ARDAO

La Junta Departamental de Montevideo aprobó nominar con el nombre “Dr. Héctor Ardao” el espacio público comprendido entre las calles avenida Bolivia y San Carlos de Bolívar, en el barrio de Carrasco, el cual será inaugurado el 9 de agosto del 2017, a las 11:00 horas, coincidiendo con los 110 años del nacimiento del maestro y médico Héctor Ardao, oriundo de la localidad de Barriga Negra, departamento de Lavalleja.



El respecto, el Dr. Ramón Rodríguez de Armas remitió a nuestra redacción un informe sobre la figura de Ardao.

“En esta oportunidad, vamos a exaltar la personalidad de un maestro de la medicina uruguaya, realmente un grande del siglo XX de nuestro país. Y otro grande de Minas. ¿Qué tendrán los aires minuanos o lavallejinos? 

Nos referiremos al profesor, doctor Héctor Alfonso Ardao Jaureguito, que nació el 9 de agosto de 1907 en la 6ª sección, Barriga Negra, interior profundo de Lavalleja, y falleció en Montevideo, el 20 de setiembre de 1979, luego de una vida muy intensa, extensa y profunda en la actividad académico-científica, en la que se formó, creció y difundió, dejando una gran pleyade de brillantes discípulos, uruguayos y extranjeros en los terrenos de la cirugía, el trabajo y la ética. 

El profesor Héctor Ardao, hizo sus estudios primarios en su natal Barriga Negra, en la Escuela Rural N°147, los que completó en Minas, en la Escuela Nº 8. Inició la primer etapa de Secundaria en el Liceo Nº 1, -hoy Instituto Eduardo Fabini-, y culminaría con Preparatorios (así se llamaba en aquella época) en Montevideo. 

A partir de 1926 ingresa en la Universidad de la República, en Medicina, culminando en 1934 con el título de Médico Cirujano. Aunque antes había iniciado la carrera docente, -la que nunca abandonó-, en el ámbito de la anatomía patológica y la medicina legal. Fue becado en varias oportunidades al exterior. 

Estuvo en Inglaterra en los años 1943 y 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, donde trabajó intensamente en hospitales de Londres, bajo los bombardeos, atendiendo cirugía de guerra, lo que le permitió aumentar sus conocimientos en patología y en cirugía. Allí aprendió las bases fundamentales de la cirugía plástica-reparadora y estética, que a la postre le permitió fundar y desarrollar esta especialidad en nuestro país, formando una verdadera escuela, que más tarde se extendería en una sociedad científica, y una cátedra universitaria. 

Ardao fue uno de los ideólogos del Fondo Nacional del Quemado (CENAQUE) al que no llegó a ver, pero que debería llevar su nombre, inquietud con la que hemos concurrido al poder político. 

El profesor Ardao -formado en la guerra y en la paz- tuvo una intensa actividad en la cirugía de nuestro país, asistencial, docente y de investigación con lo que la Facultad de Medicina le otorgó el título de profesor director de Clínica Quirúrgica en 1963, cargo que desempeñó en el Hospital de Clínicas hasta su cese por edad en 1972. 

Fue nombrado a posteriori Profesor Emérito y también ocupó cargos jerárquicos con la misma actitud profesional en el Ministerio de Salud Pública, el Banco de Seguros del Estado, e instituciones de asistencia médica colectiva de nuestro país. Héctor Ardao organizó y presidió el Primer Congreso Uruguayo de Cirugía y fue miembro honorable de los siguientes congresos. 

Participó en innumerables jornadas científicas, representó a nuestro país en países de América Latina, en Norteamérica y en Europa. Realizó varias publicaciones en revistas y textos nacionales y extranjeros, por las que recibió varios premios y reconocimientos. Fue socio de varias sociedades científicas y académico de número en latinoamericanas, en nuestro país, fue un ejemplo para sus discípulos y amigos en trabajo enseñanzas y ética. 

Contrajo matrimonio con la señora Gloria Anselmi, con quien tuvo 3 hijos varones; hoy los tres profesionales universitarios, uno médico y los otros dos ingenieros agrónomos, todos en actividad al día de hoy. Fue un deportista constante en fútbol desde su juventud en la Liga Universitaria, también en la Liga Oficial (Colón F.C y otros) donde fue preseleccionado en 1930 (donde fue Uruguay campeón mundial). Siempre practicó deportes con sus amigos y colaboradores hasta avanzada edad.

Ardao fue un gran lector, acorde con sus compromisos profesionales y muy buen escritor, no solo en el aspecto científico sino que también incursionó en la prensa ciudadana, donde se destacó publicando en Semanario Marcha, artículos sobre características, costumbres y culturas de varios países que había conocido, así como aspectos de sus vivencias socio-profesionales en la Segunda Guerra Mundial. 

Destacamos que la mayoría de los aportes que hacemos en esta nota los hemos obtenido del libro “Héctor Ardao”, escrito por el gran médico académico doctor Antonio L. Turnes.

Las autoridades departamentales de Montevideo con toda justicia han resuelto nominar con el nombre Dr. Héctor Ardao, el espacio público comprendido entre las calles avenida Bolivia y San Carlos de Bolívar, donde nos reuniremos para su inauguración el 9 de agosto del 2017 a las 11 horas, a 110 años del nacimiento del maestro, invitamos a familiares, amigos, alumnos, pacientes y discípulos, para recordarlo como se merece”. 

Ramón Rodríguez de Armas

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.