Ultimas Noticias

COCINAR: UN HECHO CULTURAL PARA COMPARTIR EN FAMILIA

En la jornada de hoy, convocado por el Instituto de Educación Integral, desarrolló una interesante actividad en Minas el Educador Pre Escolar y Cocinero Diego Ruete, quien desde hace 14 años está al frente de una singular propuesta educativa holística que promueve la re conexión de la comunidad a una mayor calidad de vida, a través de la huerta y la cocina.



En diálogo exclusivo con Arequita Digital, y mientras se llevaba a cabo la jornada, Ruete explicó que “Educocina”, como se denomina el proyecto que lo trajo a Minas, empieza por “reconectar a los niños con alimentos de verdad, sobre todo con los vegetales, promueve el respeto a la tierra, fomenta el consumo de vegetales, la manipulación de estos elementos, el respeto por el cuerpo, por el agua, y funciona como disparador de actividades académicas”.

Dentro de esa definición, la huerta y la cocina son, además, biología, química, historia, geografía, y por consiguiente disparan actividades que van mucho más allá de una simple receta. “Soy educador pre escolar y cocinero y desde hace casi 15 años dirijo esta escuela de huerta y cocina para niños en Montevideo”, nos contó. Son muchas las instituciones educativas interesadas en los talleres que brinda, tanto para niños como para padres. Ruete ha recorrido varios países de Sudamérica difundiendo el contenido de esta iniciativa. Otro tanto ha ocurrido con el interior de nuestro país. Cada vez que una institución privada lo convoca al interior, como en el caso de Minas con el Instituto de Educación Integral, “participamos en forma honoraria de algún taller con alguna escuela pública. Hoy vinieron de la Escuela Nº2, un grupo de niños sordos, e hicimos un taller con ellos” porque dentro de “Educocina para Todos”, afirmó el entrevistado, “creemos que lo que hacemos, más allá de que sea nuestro trabajo, es una actividad que debería llegar a todos los niños, porque los reconecta con la alimentación”.

Al consultarle acerca de la respuesta de los niños ante las consignas propuestas, respondió que como ocurre en todas las actividades donde se les presente un desafío, “los niños van a demostrar interés” y que particularmente cocinar “es algo espontáneo y natural, un interés que nace democráticamente en todos los niños y que nosotros, adultos, y nuestra sociedad y nuestro sistema se encargan de anular en muchos casos”, analizó, razón por la cual, “participar de un proceso mágico, químico como en la cocina, donde manipulamos no solo ingredientes sino también utensilios (cuchillo, rallador, el fuego, el agua), elementos que con nuestras manos modificamos para transformar en alimentos, es de por sí es interesante para ellos”.

Al frente del proyecto se encuentra un equipo con experiencia, que conoce a la perfección las diferentes dinámicas de trabajo que desarrolla, así como también los intereses de a quienes va dirigida cada propuesta para de esa forma encarar y desarrollar cada actividad, “adecuándonos tanto al lugar como a las necesidades y al interés de los chicos de acuerdo a sus edades”.

En cuanto al auge de los programas que centran su propuesta en la gastronomía, Diego Ruete, admitiendo ciertos reparos hacia dichos envíos, afirmó en Minas que “todos sirven para fomentar el acto de cocinar en casa, juntos, tomarlo como un hecho cultural que fomenta el vínculo” y que al contar con tanto poder mediático “podrían enseñar mucho más: a consumir productos locales, de estación”, aportando los siguientes ejemplos en ese sentido: “La gente se queja que el morrón está caro en julio, que no hay frutillas en invierno y es porque no sabe, están desconectados del origen de los alimentos” por lo que, basado en el impacto que generan estos programas “sería genial que además aprovecharan esa popularidad para llevar un mensaje más allá del entretenimiento”.

En diciembre pasado, junto a Editorial Agua Clara presentó el libro “Hoy cocinamos nosotros”, a través de una serie de capítulos que “son oportunidades que les damos a los padres, a los tíos, a los abuelos, de usar la cocina como una herramienta vincular, fomentando casi siempre el consumo de vegetales”. Con una excelente fotografía e ilustraciones, “estamos muy contentos con la respuesta de la gente, por cuanto nos llegan comentarios de niños que están cocinando con el libro. Para nosotros es un orgullo y un placer”, finalizó.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.