Ultimas Noticias

TRESCIENTOS SESENTA Y CINCO DÍAS “DEJANDO HUELLITAS”

No importó el gris de la jornada, la insinuación de la lluvia. Nada. Fue una fiesta, merecida y disfrutable fiesta del primer año de funcionamiento del CAIF “Dejando Huellitas”, gestionado por la Cooperativa de Trabajo “Huellitas”, ubicado en Curbelo Báez 151, esquina Silvestre Blanco, en Minas. Fiesta de familias, fiesta de barrio. Niños felices.



En Arequita Digital hemos sido testigos del trabajo de este grupo que se propuso el objetivo de gestionar en forma cooperativa un CAIF. Ha pasado un año desde la apertura oficial pero es mucho más el tiempo que sus integrantes han dedicado hasta conseguir la meta anhelada.

Con el telón sonoro del candombe, dialogamos con Paola Rojas y con Carlos Larrosa, integrantes de la Cooperativa de Trabajo “Huellitas”. “Estamos muy felices”, dijo, antes que nada, Paola Rojas, para luego argumentar sobre su sentir: “estamos cumpliendo nuestro primer año de gestión al frente del CAIF y es oportuno agradecer a toda la gente que nos ha acompañado durante este tiempo”, citando como ejemplos a Mader Verdún, “que ha hecho actividades con nosotros, como el festejo del Día del Niño”, y de la Peña de Peñarol “Bomba Villar”, de Minas, “que ha realizado una serie de donaciones”.

“Felices por todo lo que hemos transitado. Es un año de mucho aprendizaje, de desafíos nuevos porque somos una cooperativa. Felices del equipo que tenemos”, acotó.

Carlos Larrosa, por su parte, destacó las gratificaciones que ha recibido el grupo de trabajo en este período, valorando también los apoyos que dan sustento al desarrollo del proyecto. “Estamos orgullosos de lo que hemos ido logrando entre todos, en esto de ir dejando huellitas. Hemos empezado el gran camino que transitamos con algunos altibajos y sorteando las dificultades que puedan irse planteando”, admitió.

Centrados en lo que ha sido este primer año de trabajo, es tiempo de festejar. Ya llegará el momento de pensar en nuevos objetivos y en planificar la manera de conseguirlos, “sin anticiparnos a las cosas que pueden venir, disfrutando cada paso y cada huella que vamos dejando”, utilizando la creatividad para salir adelante. “Sin las familias de los chicos que asisten sería imposible hacerlo”, manifestó Larrosa.

Conforme a la organización del Plan CAIF, “Dejando Huellitas” es un Centro tipo 1 al que concurren 84 niños, 45 del Programa Experiencias Oportunas, de 0 a 2 años, y 39 de 2 y 3 años. En ese sentido también expresaron su felicidad por la excelente asistencia registrada en este primer año. “La familia responde y está comprometida, lo que demuestra que el Centro, en el barrio, es un referente. Eso hace un lindo trabajo con la comunidad”, retomó Rojas.

El Plan CAIF no solamente se encarga de atender a los niños sino que también trabaja con sus familias. “Entonces, todas las instancias que durante este año propusimos, de trabajar con las familias y de hacerles entender que las necesitamos participando, adentro del Centro, se ha logrado. Se sienten parte y esa es la gran huella que podemos dejar”, concluyó diciendo Paola Rojas, en el primer aniversario de la inauguración oficial del CAIF “Dejando Huellitas”.

La fiesta prosiguió con la música de los tambores del Club de Niños Reyes Terra, Santiago Olivera -quien además participa como tallerista del CAIF- y Paola Clérici.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.