Ultimas Noticias

OFENDIDOS, MOLESTOS Y AVERGONZADOS


La política departamental ha tenido su caso más sonado en el mes de enero. En un episodio teñido por la mezquindad, la que la Intendenta ha querido beneficiar económicamente a sus amigos, con la oposición de la mayoría de la Junta, los trabajadores de la IDL y la población en general. Con entusiasmo digno de mejor causa, el Ejecutivo Departamental ha dedicado los máximos esfuerzos a tratar de burlar la decisión de una mayoría de ediles compuesta por la totalidad de los representantes del Frente Amplio y el Partido Colorado, así como los de las listas históricas del lema que detenta el gobierno de Lavalleja desde 1989: la 58 y la 59. Peña llegó al colmo de “vetar” un decreto interpretativo de la Junta, recurso que fue “levantado” por 21 votos, cuando se necesitaban 19 para hacerlo. Señal del aislamiento político en que ha caído.

Demostrando que no entendió la moraleja de la fábula de la zorra y las uvas, el personal de confianza anunció públicamente que “renuncia” a los aumentos propuestos por su jefa, luego de que la Junta se los negó en dos oportunidades. En momentos en que se discuten a nivel nacional temas vinculados al nepotismo, al aumento para su pareja la Intendenta sumó el nombramiento de su hermano en la dirección de Prensa. Difícil encontrar una suma de errores políticos tan importantes para alguien que tenía aspiraciones a integrar la fórmula presidencial del Partido Nacional. O, al menos, ocupar un lugar destacado en las listas al senado.

Dicen que es difícil vaticinar el fin de la carrera de un político, pero parece que lo que le quedará a Peña será competir por la diputación; y está amenazada por una mujer de su partido que en la elección pasada estuvo cerca de arrebatarle el lugar al actual diputado blanco por Lavalleja. Es una edila que ha demostrado pericia política desde la Junta Departamental y a la que hay que reconocer sólida formación y seriedad en el trabajo, más allá de las notorias diferencias ideológicas que nos separan.

La profundidad de la querella interna del Partido Nacional en Lavalleja -como en otras partes del país- pone en jaque su chance electoral local. Dependerá del Frente Amplio convencer a los ciudadanos de que, si “pendulan” hacia el otro lado, sin salirse del lema, se van a encontrar con problemas similares. La realidad política demuestra la necesidad del cambio de partidos en el gobierno departamental.

El episodio comentado es menor, porque hemos disipado la energía política en discutir temas que no van a los problemas profundos del departamento. Últimamente, cada vez que la política local trascendió a lo nacional, fue por asuntos rayanos en lo ridículo. Hablando de ridículos, el reportaje que realizó “Nacho” Álvarez a Adriana Peña –y que escuché en una grabación—demostró hasta el hueso (y no de bagual) la pobreza del ambiente local, la ignorancia y la improvisación de Adriana Peña. Se le oye decir: “en este país no hay que ser transparente, hay que hacer las cosas por detrás”, y sostener –¡ella!—que “la política es una basura”. Bochornoso para todos los que habitamos Lavalleja. Y para evitar que salga algún defensor de causas perdidas con que el bochorno es un “viento cálido que sopla en el verano”, aclaro que me refiero a la acepción que dice que es algo que “ofende, molesta y avergüenza”. Describe mejor lo que hemos sentido muchos.

Edil Julián Mazzoni
1001 – Frente Amplio

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.