Ultimas Noticias

ESCRITOR MINUANO PRESENTÓ SU PRIMERA NOVELA EN BARCELONA

Radicado en España desde hace varios años, el minuano Maximiliano Rodríguez Vecino presentó recientemente en Barcelona (Paseo de Gracia 49 esquina Aragón, para más datos), su primera novela “El último combatiente”. Fue en el marco del Día del Sant Jordi, patrón de Cataluña, fiesta que con los años ha adquirido un tono reivindicativo de la cultura catalana.



“El año pasado vivía mi primer Sant Jordi, en Barcelona. Moría de ganas de ir, pero mi objetivo primordial era terminar ‘El último combatiente’, así que me quedé escribiendo y desde la ventana miré el desfile de rosas y libros y me juré que estaría en 2018”, comentó al respecto nuestro coterráneo.

“Este año tengo el enorme placer de disfrutar del Día Internacional del Libro y de asistir con mi primer experimento bajo el brazo. Promesa cumplida. Sé que a partir del lunes 23 de abril el libro dejará de ser mío, pero de lo que nunca voy a olvidarme es de lo que me costó llegar a este momento”, añadió, agradeciendo a todos quienes le ayudaron a cumplir este sueño, así como también los mensajes que recibe por estos días.

En relación a “El último combatiente”, Maximiliano manifestó que a mediados del 2015 “se me cruzaron los cables y me dio por escribir un libro” y para “lograr finalizar la aventura” trabajó durante dos años y medio. “Sudé la gota gorda y casi se me explota la cabeza”, reconoció, dedicando tiempo y paciencia a cumplir su sueño. “El experimento no terminó en el punto, sino que había que corregir, quitar, agregar, corregir, volver a quitar lo que sobraba y corregir hasta quedar asqueado. Sí, se podría decir que terminé asqueado pero feliz”. Fueron ocho borradores y unos cuantos cartuchos de tinta y folios “para imprimir los delirios que uno tenía en la cabeza”, o sea, “me salió carísimo y menos mal que me regalaron un portátil, porque uno se detonó por el camino”.

La historia está ambientada en Las Palmas de Gran Canaria. “La alegría que sentí al cumplir mi objetivo era tan inmensa que bailaba solo por la casa y gritaba de felicidad. ¿Que qué dirán los vecinos? Que me daba igual. Que me quiten lo bailao”, narró feliz. Fue terminar y milagrosamente desaparecieron los dolores de espalda y los agobios. “Quedé totalmente vacío. Sí, quedé vacío porque me dejé todo en este libro”. Son cuarenta y nueve capítulos “en los que dejé el alma y hasta lo que no tenía”. Al terminar lo que denomina un experimento “comencé a cuestionarme qué carajo hacía con el borrador: ¿lo dejo guardado en la oscuridad de un cajón o intento que salga a la luz?”.

Maximiliano es auxiliar de enfermería. Armó su currículum y envió su borrador a siete editoriales. “Tres respuestas, una fue un no diciendo que la historia estaba bien, pero que no la veían viable por ser un autor desconocido. Pasaron unos días y, realmente, lo único que me preocupaba era terminar la trama del segundo experimento que estoy escribiendo, pero llegó un mensaje diciéndome que estaban interesados. Si lo anterior fue felicidad, cuando me dijeron que querían publicar El último combatiente fue pisar una nube”, declaró.

“El último combatiente”
Néstor Bandama toma el relevo de su padre en la extraña desaparición de británicos en Las Palmas de Gran Canaria, pero el caso se vuelve mediático después de encontrar por primera vez un cadáver en más de treinta años de búsqueda sin resultados. El inspector es un sabueso que no va a parar de escarbar hasta rasguñar los huesos en el subsuelo de la ciudad. También luchará contra sus miedos, y fiel a sus convicciones se adentrará en un mundo oscuro y peligroso como es la mente de un asesino en serie. Un mundo que por venganza es capaz de enterrar vivo el dolor de los que continúan buscando culpables, en una guerra que ha sepultado cientos de hombres, pero no el rencor de los derrotados.


 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.