Ultimas Noticias

JERARQUIZANDO EL ARTE DE LOS DIBUJANTES OBREROS DE LA PRENSA

Se realizó en el Auditorio del SODRE y el Centro Cultural de España en la capital del país, la décimo sexta edición de Montevideo Comics, considerada “la gran fiesta uruguaya” para los fanáticos de las historietas, la animación, la música y los videojuegos, para dibujantes, guionistas, lectores y cosplayers.


foto: Rosa Casal

En el gran hall principal del SODRE, el Museo del Humor y la Historieta “Julio E. Suárez” (“Peloduro”), que funciona en el teatro Lavalleja de Minas, propiedad de la Fundación “Lolita Rubial”, presentó una exposición de 20 murales (de 1 metro por 70 centímetros, color) que relatan la historia del comics en Uruguay. Charlas de una serie de creadores de varias partes del mundo, proyección de películas, exposiciones y la participación abierta en talleres de armado de los personajes, formaron parte de la grilla de actividades de este evento que contó con excelente marco de público. 

A través de su exposición, el Museo del Humor y la Historieta de la Fundación “Lolita Rubial” destaca a grandes dibujantes, historietistas, humoristas y caricaturistas de todas las épocas. Se trata de una guía didáctica denominada “Paseo temático visual sobre la historia de la historieta uruguaya”. Esta exposición se inaugurará el 20 de julio en teatro Lavalleja como exposición permanente. 

En una de las salas del Auditorio Nacional del SODRE la Fundación presentó el libro oficial de Montevideo Comics, “Episodios del rey de historietistas” en homenaje al artista uruguayo Celmar Poumé, (1924-1983), quien publicó en Argentina y España y en medios de prensa nacionales como “El Bien Público”, “El Debate”, “La Tribuna Popular”, “Cine-Radio-Actualidad”, “Bandera Negra”, Puños y Balas, y “El País”.

En la presentación del libro estuvo presente el Dr. Gustavo Guadalupe, Secretario General de la Fundación “Lolita Rubial”, Eduardo Poumé, hijo de Celmar Poumé, y Matías Castro, quien hizo la edición, coordinación y prólogo de “Episodios del rey de historietistas”.

Castro manifestó que este es el sexto libro que regala Montevideo Comics. “Es una suerte que lo hayamos podido mantener como una tradición anual, acompañar la entrada con un libro que rescata la obra de un artista clásico”, recordando que se han realizado publicaciones similares dedicadas a Carlos María Federici, Fola (Geoffrey Edward Foladori), Emilio Cortinas, José Rivera y William Gezzio. “Ahora llegó el turno de Celmar Poumé, un gestor cultural que publicó y dirigió muchas revistas de distinto tipo”, recordando que en 1972 montó la primera exposición de historietas uruguayas, en el Subte Municipal de Montevideo. 

Guadalupe expresó el sentido del Museo del Humor y la Historieta de Minas, “donde hay obras originales de Celmar Poumé, las cuales fueron donadas por su hijo en 1991, cuando el museo era todavía un sueño”.

Respecto a Poumé, Guadalupe manifestó que nació en 1924 y que “vivió la época de oro de la historieta uruguaya y del mundo” y que tuvo una peculiaridad: “era artista plástico y paralelamente era historietista y gestor cultural”. Agregó que fue responsable de la realización de 150 exposiciones en Montevideo y fuera de la capital del país, de decir, “capaz de unir, juntar a los dibujantes y golpear en cada uno de los diarios en que trabajaban para invitarlos a participar en una academia, de formar un gremio que los representaran, porque los dibujantes eran obreros de la prensa, llevaban sus dibujos y eran publicados al día siguiente y ahí terminaban en un cajón”. Por ese motivo, definió a Celmar Poumé como “uno de los primeros en hacer la jerarquización de los dibujantes”. Respecto a su obra, “sus dibujos eran de un estilo rápido, boceteados. Poumé tenía una calidad pictórica mayor que lo que era su calidad de dibujante historietista, su versatilidad y la cantidad de dibujos y de tiras de historietas hizo que trabajara tanto en Montevideo como en Argentina”. 

Eduardo Poumé resaltó que su padre “sacó un divertimento y fue capaz de transformarlo y jerarquizarlo como arte” y que en cuanto a la primera exposición de historietas que se realizó en Uruguay con los historietistas del país, “se inspiró en una muestra hecha en Francia con historietistas de Europa. Él tuvo la visión de ver que acá había grandes valores, Umpiérrez, Foladori, Barradas, muchos más… Federici fue un gran amigo, que se le extraña, todo eso también en una época de mucha bohemia. Esa muestra de historietas, hasta el año pasado, tenía record de asistentes al Subte Municipal, lo que no es poco ya que fue hace 50 años. Fue una revolución impresionante en su momento. Como todos los grandes innovadores estaba olvidado. Solo el recuerdo de amigos, pero eso es también algo muy uruguayo: ‘qué vas a ser famoso si vivís acá al lado’. Pero hay gente como Guadalupe que le dio por armar un museo, o como Matías que hacen toda esta movida increíble pero que es cierta”, valoró el hijo del homenajeado.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.