Ultimas Noticias

EDUCACIÓN, INNOVACIÓN, INVESTIGACIÓN, TRABAJO, INFANCIA E INMIGRACIÓN

El Dr. Gustavo Guadalupe, Secretario Ejecutivo de la Fundación “Lolita Rubial”, como acontece año a año, fue el encargado de realizar la apertura a la parte oratoria de la entrega de los Premios Morosoli. En su intervención se refirió a diferentes temas de la actualidad de nuestro país, exponiendo la opinión y el posicionamiento de la fundación respecto a ellos.



“Es para mi en particular y para todos los integrantes de la Fundación “Lolita Rubial”, una inmensa alegría, un inmenso honor haber llegado a la vigésimo cuarta edición de los Premios Morosoli, que quieren ser una reflexión conjunta, una apuesta a la sociedad del conocimiento compartiendo una cultura de y para la paz, basada en la libertad, la tolerancia y el respeto irrestricto de las libertades”, expresó en el comienzo.

Afirmó que a nivel mundial asistimos a la cuarta revolución científico tecnológica, la cual va a generar, como las anteriores, “cambios que van a ser muy vertiginosos, algunos de los cuales ya hoy podemos palpar”, para los cuales debemos estar preparados. En ese sentido, definió como fundamental para los uruguayos de hoy “formarse profundamente en educación primaria, secundaria y terciaria”, agregando que es muy importante “que nuestros hijos, nuestros amigos, nuestros nietos, nuestros vecinos estudien. Y hoy tenemos aquí el meollo de la situación”.

“Nuestra educación está pasando una crisis muy importante, que no es porque no se hayan hecho cosas”, prosiguió, destacando la creación de los Centros Caif, la educación obligatoria y universal para los preescolares, el Plan Ceibal, la inversión en escuelas y liceos, las escuelas de tiempo completo, de tiempo extendido, los maestros comunitarios, el haberse multiplicado el salario de los docentes, “pero pese a ello lo dicen los números y las estadísticas nuestros alumnos no rinden lo que desearíamos que rindieran. Y lo que es más grave todavía, en la conciencia del país no existe la convicción de que el estudiar sea un elemento fundamental para transformarse como personas. La plantilla de alumnos de secundaria tiene una deserción inmensa y esto no se arregla quitándole la Asignación Familiar a la persona que no manda a sus hijos a estudiar”. Para revertir esas situaciones exhortó a la unión del gobierno, los partidos políticos que están en la oposición, los medios de comunicación, las agencias de publicidad, “de todos nosotros para generar la mística de que el Uruguay necesita formarse y educarse para ser mejor, que para ser mejores hay que estudiar mucho, concienzudamente, muchos años para poder crecer”. Entre los logros alcanzados habló también sobre la creación de la UTEC, la extensión de la Universidad de la República fuera de Montevideo y el aumentado las carreras técnicas de UTU.

El segundo tema abordado por Guadalupe estuvo dado por la situación de la infancia en el país. “El Uruguay tiene muy pocos niños. La matrícula escolar baja anualmente. Hace pocos días tuvimos una noticia que es grata por un lado y triste por otro. Bajó el número de nacimientos en el país. Es importante porque bajó el embarazo adolescente y eso es muy importante para el país, pero es grave que el país no tenga niños porque de ese modo no va a poder prosperar. Es importante entonces que las parejas jóvenes del país sientan que el tener hijos es parte importante”.

Sostuvo que “el Uruguay desprotege a los niños” y que se torna imprescindible que “se otorgue a la madre seis meses de licencia maternal para atender a su hijo, por el niño, por el bebé. Soy médico y sabemos que los tres primeros años de vida del niño son los fundamentales. Luego de los seis meses y hasta los tres años, licencia compartida para el padre y la madre”.

Para finalizar, Guadalupe expresó que el Uruguay “fue durante muchos años y ha sido un país de inmigración. Fuimos creados por inmigrantes, casi todos de origen Mediterráneo. Unos pocos quedaron acá de los que vinieron de origen africano compulsivamente traídos al Puerto de Montevideo para ser llevados a trabajar en las plantaciones de Brasil, de Colombia, de Venezuela, de Ecuador y quedaron algunos poquitos acá. Esos fueron los inmigrantes que tuvimos”. Luego, durante décadas, “el país sufrió la expoliación de que la gente se iba, o por razones económicas o de persecución ideológica. Esto era terrible para el país. Y fueron bien recibidos fuera del país. Hoy sucede un hecho distinto. El Uruguay recibe migrantes. Debemos como uruguayos hijos, nietos, bisnietos de inmigrantes recibirlos y recibirlos bien. Más aún, creo que la Universidad de la República debe acelerar los trámites para que los que vienen con formación universitaria rápidamente adquieran la titulación en Uruguay. Creo que el Ministerio de Relaciones Exteriores a todos los inmigrantes de los países de América, desde Canadá a Tierra del Fuego, no les debe exigir visa. El Uruguay debe ser un país para toda América. Con el resto del mundo creo que es correcto: al que nos pide visa, exijamos visa, pero con América es diferente”.

“Deseo felicitar a los premiados en la noche de hoy, agradecerles haberme escuchado aquí. Muchas gracias” concluyó.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.