Ultimas Noticias

PARROQUIA DE MARISCALA CELEBRÓ SU 90 ANIVERSARIO Y SU RESTAURACIÓN

Meses atrás informábamos acerca de la movilización de la comunidad de la localidad de Mariscala a efectos de conseguir los recursos económicos imprescindibles para encarar la restauración edilicia de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Pompeya. El sábado fue una jornada de festejos: el objetivo fue alcanzado y la parroquia celebró el 90 aniversario de su creación de la mejor manera.



El Obispo de Minas, Monseñor Jaime Fuentes, presidió los actos, junto al Cura Párroco Presbítero Fernando Pereira Chaparro. Pese a la fría tarde primaveral, la gente se congregó frente al templo primero y luego de recibir la llave de parte del arquitecto encargado de la obra, Monseñor Fuentes se la entregó al Presbítero Fernando Pereira para que volviera a abrir de par en par las puertas del templo para mostrar a la comunidad, las reformas realizadas para celebrar un aniversario tan importante.

En la ocasión fue homenajeado el comunicador Juan Carlos López, en mérito a su colaboración en todo lo que tuvo que ver con la difusión y búsqueda de apoyo para restaurar la Parroquia. Se le entregó un cuadro al óleo, réplica de la Parroquia Nuestra Señora Del Rosario de Pompeya.

El pueblo de Mariscala fue fundado en 1910. En ese entonces, se llamó 19 de abril y recién en 1988 fue elevado a la categoría de Villa, con el nombre de Mariscala. Su población es de 2000 habitantes, según el último censo realizado.

La Iglesia católica fue la primera en establecerse en la localidad. Con el crecimiento numérico de feligreses, se vio necesaria la construcción de un templo. Por los años 1920 se comenzó a crear una comisión, encargada de todo lo necesario a fin de erigir el mismo.

El 12 de diciembre de 1926, siendo cura párroco el Pbro. José Fierro, se colocó la piedra fundamental para la nueva iglesia. El 11 de febrero de 1927 ya había una comisión formada. Trabajaron incansablemente y el 1 de diciembre de 1928 Mons. Don Juan Francisco Aragone, Arzobispo de Montevideo, bendijo e inauguró el templo.

Primero funcionó como capilla dependiente de la Iglesia de Aiguá y en 1954 fue elevada a categoría de parroquia. Luego de 90 años, siendo su Párroco Fernando Pereira Chaparro, se encaró la restauración edilicia, “haciendo una memoria bien vívida, sea nuestra esperanza bien cimentada, dentro de un contexto histórico distinto pero con un mismo objetivo, para lograr que nuestra querida parroquia vuelva como aquel 1 de diciembre de 1928”.

En diálogo con Semanario Aiguá, al término de los actos, el Cura Párroco Fernando Pereira, se refirió a la trascendencia de la jornada vivida el pasado sábado. “Tenemos que darle gracias a Dios por todo este regalo que nos ha hecho. Es una meta cumplida, la gente se puso al hombro toda esta tarea y se logró este objetivo. Contentos de poder inaugurar las obras, consagrarla, dedicarla y poner como primera reliquia de todo el Uruguay para veneración de todo el pueblo uruguayo, de veneración de Juan Pablo II. Me siento muy emocionado por todo lo que estamos viviendo a lo largo de esta jornada”.

Recordó que fue hace dos años que se comenzó a trabajar en el proyecto de restauración y que “cuando me presentó el arquitecto lo que salía, le dije que era imposible llevarlo adelante. Entonces me entero que la Parroquia cumpliría 90 años en el 2018. Ahí fue que se creó una comisión y en marzo hicimos el lanzamiento para mostrar al pueblo y ver si había compromiso para sacar este proyecto adelante. En definitiva, la gente se puso al hombro esta obra y se logró con el granito de arena que aportaron todos. Con un corazón agradecido a Dios y gracias a la gente es una obra de todos. Una vez más confirmo que Mariscala es un pueblo solidario, queda comprobado definitivamente ese eslogan que tanto usan a menudo, así lo que me resta decir es gracias a todos”, concluyó.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.