Ultimas Noticias

“HAY ESPERANZAS QUE TODAVÍA PUEDEN MATERIALIZARSE”

Planteando una serie de profundizaciones en materia educativa, el fortalecimiento de la negociación colectiva y la necesidad de encarar una segunda etapa en la reforma de la salud, Óscar Andrade, uno de los cuatro precandidatos del Frente Amplio, cumplió una agenda en nuestro departamento que incluyó actividades tanto en Solís de Mataojo como en la capital departamental.



En referencia al año electoral que vive el país y al desarrollo de la campaña, destacó la trascendencia de encuentros como los mantenidos en nuestro departamento, confiando en que habrá tiempo suficiente como para “hacer un balance acerca de lo que han significado estos tres períodos de gobierno del Frente Amplio”.

Como “un honor y una responsabilidad” definió el hecho de haber sido elegido como precandidato por parte de correligionarios de diferentes áreas de actividad, junto con la alegría que para él representan recorridas como las efectuadas por Solís y por Minas donde “venimos encontrando compañeros y compañeras que en muchos casos hacía bastante tiempo que estaban retirados de la militancia política partidaria y que encuentran en esta propuesta la necesaria rearticulación de la izquierda con los movimientos sociales”. En ese sentido, se visualizó como “portavoz de una idea que está convocando a compañeros y compañeras a volver a entregar parte de su vida para las causas sociales. Es una alegría”, definió.

“Estamos intentando colocar arriba de la mesa el hecho de que hay esperanzas que todavía pueden materializarse, que Uruguay tiene mucho por avanzar en materia de distribución de la riqueza, que es posible que pensemos el cambio científico tecnológico de manera distinta, no solamente sacando la cuenta de cuántos puestos de trabajo se pierden, sino en una apuesta al rol del Estado, más investigación y desarrollo, con diálogo social”, manifestó Óscar Andrade en el local central del Frente Amplio en Minas. “Queremos que algunas cosas cambien en beneficio de las grandes mayorías y para eso se necesita de mucha discusión política”, enfatizó.

En cuanto a la educación, Andrade destacó los avances registrados en los últimos quince años, como el acceso de estudiantes del interior a la universidad, la ampliación de la oferta educativa de Utu, junto al Plan Ceibal, la mejora en los salarios docentes y la instrumentación del boleto estudiantil gratuito. A continuación, comentó algunas propuestas a través de las cuales espera profundizar lo ya realizado, como “un sistema de becas para el tercio de estudiantes de menores recursos, porque es donde la deserción es más alta”, al igual que el incremento en la cantidad de becas de “Uruguay Educa” promovido por el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop).

Andrade definió como fundamental otorgar un punto del PBI para investigación y desarrollo, así como también la profundización del trabajo a nivel de escuelas públicas de arte “en el sentido integral de acceso a la cultura”.

Con Utu como soporte, Andrade sumó el esfuerzo de la Utec (Universidad Tecnológica del Uruguay), al Inefop y a la Universidad de la República en el proceso de “formación para el cambio en la matriz productiva, que incorpore reducción de la jornada como un componente que minimice los impactos del empleo”.

Sobre el tenor actual de la campaña política expresó que “es bueno que podamos discutir propuestas”. A modo de ejemplo, en torno a la negociación colectiva, afirmó que “hay que fortalecerla”, diferenciándose notoriamente de lo expresado por el precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou sobre el tema.

En torno a la salud, consideró que “hay que avanzar hacia una segunda reforma, sabiendo cuáles son los obstáculos que colocan algunas corporaciones”.

En materia de seguridad, y concretamente acerca de la campaña “Vivir sin Miedo”, promovida por el Dr. Jorge Larrañaga, también precandidato nacionalista, Andrade sostuvo que “no hay país en el mundo que haya resuelto el tema de la violencia militarizando. Los diez países con menores índices de asesinatos, rapiñas, de delitos son los países con mayor acceso a la cultura, con mejores niveles de educación y con mayor inclusión social. No compartimos que se quiera resolver por el lado que plantea Larrañaga. Es más, los países más violentos del mundo como México han militarizado y no han resuelto el problema”, argumentó.

Consultado en torno a la situación actual de Venezuela, el precandidato afirmó en Minas que “el riesgo más grande que tiene es de una intervención de una potencia militar extranjera, pero no es solo un riesgo para Venezuela sino para toda América Latina”. Agregó que el problema “no es estar a favor de Maduro o de la oposición venezolana, sino a favor de la paz y la autodeterminación”, considerando que la posición del gobierno uruguayo “es de estricto sentido común” porque la situación “debe ser resuelta por los propios venezolanos”.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.