Ultimas Noticias

DESDE EL CAMPO A “MUJERES LÍDERES DE LAS AMÉRICAS”

Mujer, médica farmacóloga, madre de dos hijos, de cuarenta y seis años… es una prueba de que si se quiere se puede. Trabajo, esfuerzo, ganas y mucha pasión puesta al servicio de la vida y la salud de todos. Recientemente la Dra. Leticia Gorriarán Abreu fue reconocida por la Fundación Ciencias de España.



Nos situamos en los últimos años de la década del ’70, período que marcó a fuego a la historia reciente del país. Nos trasladamos imaginariamente al medio del campo, a una zona donde el Arequita y el Santa Lucía tienen a su cargo del papel protagónico. Ya ubicados en tiempo y espacios, una niña, mientras cumplía con las tareas asignadas y propias del medio rural, y cruzaba porteras y alambrados hasta arribar a la Escuela Rural Nº89 del Alto del Santa Lucía, definía convencida que sería médico, sabiendo también que el camino no tendría nada de idílico, que los obstáculos serían muchos y que no importaba cuántas veces uno cae si está dispuesto a levantarse una vez más. Leticia Gorriarán, aquella niña protagonista de esta historia, recientemente fue seleccionada por parte de la Fundación Ciencias de España para ser parte de “Mujeres Líderes de Las Américas” porque “hemos estado informándonos acerca su perfil de liderazgo en Salud en vuestro país y la región”, fundamentaron desde la Madre Patria.

Desde los finales de la década del ’70 y el presente, hay una historia que merece ser contada. A la Escuela Rural Nº89 de Santa Lucía “iba caminando, a un kilómetro de la casa. Los días de lluvia eran los complicados, había que cruzar la cañada crecida. Había compañeros que venían a caballo, haciendo varios kilómetros”. Para ella, fue una experiencia interesante porque “siento que aprendí muchos valores en esa escuela rural”.

La formación en las aulas la complementó con esa sabiduría simple, la más valiosa, la que se transmite de generación en generación si retaceos de ninguna índole. Fue así que, por ejemplo, aprendió a cultivar la tierra, a tener paciencia y a respetar los procesos vitales.

Claro que para poder cumplir con el llamado de la vocación, se sucedieron progresivos cambios de escenografía. De la zona de Arequita, Santa Lucía, a la capital del departamento, Minas, para desarrollar allí los estudios secundarios. Desde los 12 años vivió alejada de su familia, en modo pensionado. Más drástico aún fue el cambio de la vida pueblerina de la capital serrana a la vorágine de Montevideo. A los 18 años y pasada una semana de haber arribado empezó a trabajar. “Así hice toda la carrera de Medicina, trabajando mientras estudiaba”.

Los días entre el trabajo, la Facultad, y las noches de guardia en el Hospital de Clínicas y en el Maciel, hicieron que Leticia Gorriarán Abreu recibiera el título de Doctora en Medicina en 2001. Se ha especializado en el área de los medicamentos con una Maestría en Farmacología Clínica y Farmacoeconomía, y en Gestión de Servicios de Salud, contando con una Diplomatura en Salud Pública y cursando Dirección de Servicios de Salud. Fue Docente e Investigadora del Centro de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Montevideo.

En estos casi 20 años en el ejercicio de la Medicina ha trabajado tanto en el ámbito privado como público. En lo asistencial se he desempeñado en diferentes medios, incluso en el área rural, estando mano a mano con la gente en atención integral ambulatoria y hospitalaria de segundo y tercer nivel de atención. También ha realizado gestión pública de políticas de salud.

Hace casi 10 años accedió a la función pública al Ministerio de Salud, al cual ingresó por concurso de oposición y méritos. En Dependencia de la Dirección General de la Salud se desempeñó en las áreas de Epidemiología Centro Nacional de Notificación de Enfermedades, Evaluación de las Tecnologías Sanitarias (Medicamentos, Dispositivos y Reactivos) y en el Plan Integral de Atención a la Salud PIIAS.

Luego sumó la experiencia en Gestión desde la Dirección Departamental de Salud de Lavalleja durante 3 años, con excelente nivel de cumplimiento de todos los compromisos asumidos, y valorados por las periódicas evaluaciones de desempeño. Allí integró múltiples comisiones Departamentales y Regionales de impacto social: Género, Infancia, Adulto Mayor, Lucha contra la violencia, Salud Mental y Prevención del Suicidio, la Junta Departamental de Drogas, y el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (CECOED), co-presidiendo la Junta Departamental de Salud (JUDESA).

Actualmente se desempeña en la Dirección de Salud del Gobierno Departamental de Maldonado.

Desde su experiencia, tras casi 30 años en el mercado laboral y casi 20 años de trabajo en la Medicina, sigue confiando en el trabajo en equipo, en la transversalidad de los procesos, en la creatividad “y el alma que hay que aportar a la transformación para ser cada día mejores servidores públicos”, en relación directa y coherente con mi frase de cabecera: “Res non verba” (“Construir con hechos, no palabras”) y a través de la cual “resumo mi visión sobre la manera de trabajar por la Salud de Todos”.

Leticia Gorriarán Abreu es la madre de los mellizos Omar y Tiago, de cinco años. Uno de sus objetivos es dejarles a ellos, y a todos los niños de su generación, un país mejor del que encontró. En la vida nada es lineal, verdes y maduras se alternan como para recordarnos nuestra humana condición. Por ello afirma que no cree en las casualidades sino en las causalidades y siente como factor clave la resiliencia, justamente por lo que comentábamos en la introducción: no importa cuántas veces uno cae si está dispuesto a aprender y levantarse una vez más. “Simplemente cumplo con mi tarea, con mi deber, en concordancia con mis principios. Reconozco que la convocatoria que me extendiera la Fundación de Ciencias de la Documentación de España para ‘Mujeres Líderes de Las Américas’ en primer lugar me sorprendió. Pensé en mis orígenes, en mis principios y en mis objetivos, acepté reafirmando mi compromiso y mis convicciones, trabajando al servicio de la vida por la salud de todos. Estoy convencida que el de la salud es un tema que debe involucrarnos y comprometernos para que todos accedan a los derechos en salud y confío en poder hacer mi mejor aporte”.

Finalizada la charla con la Dra. Leticia Gorriarán Abreu comprobamos la percepción del comienzo: una historia que merece ser contada y que continuará escribiendo nuevos capítulos.
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.