Ultimas Noticias

ACTAS DEL CLUB ANSINA FUERON DONADAS A BIBLIOTECA DE CASA DE LA CULTURA

En la jornada de ayer, y en el marco de las actividades propias del Día Internacional de la Mujer Afrolatinoamericana, Afrocaribeña y de la Diáspora, fueron entregas las actas de la Comisión Directiva del recordado Club Ansina a Casa de la Cultura de Minas.



El acto contó con la presencia de Juan Estévez, Secretario General de la Intendencia, José Belloni, Director de Cultura, Leticia Hernández, en representación de la Oficina de Familia y Género, y Beatriz Pintos, en representación de quienes hicieron entrega de las actas, acompañadas por Doris Pintos, Juan Barrera, Susana Guadalupe y Concepción Pérez.

Para Belloni se trató de “un día muy especial”, por la significación de la jornada, refiriéndose a la trascendencia de la misma. “Cuando Beatriz Pintos nos planteó la idea de hacer entrega de estas actas tan preciadas para ellos a Casa de la Cultura, nos pareció muy valioso y por eso las recibimos con mucho agrado y emoción”, destacando el aporte realizado a la comunidad de Lavalleja en su momento por quienes formaron parte del Club Ansina.

Estévez, en el mismo sentido, celebró los avances registrados en nuestra sociedad en torno a la situación de los afrodescendientes y el acceso a derechos.

Beatriz Pintos contó la historia de estas actas, las cuales estaban en el poder de su familia, ya que su papá, Luis Pintos, fue el último presidente del Club Ansina. “En ellas hay muchas historias, ya que la primera vez que se reunieron los afrodescendientes en Minas fue en el Club Nacional de Fútbol en el año 1955. En esa época no había un lugar de reunión, de bailes y de entretenimientos para el negro, ya que en el Club Minas y en el Democrático no los dejaban entrar, por lo que necesitaban su espacio y se reunieron con ese fin”.

Así surgió la idea de alquilar un local para la institución, el cual se instaló en calle De la Llana, entre Treinta y Tres y 18 de Julio, donde “se organizaron bailes, se contó con un equipo de fútbol y así prosiguió hasta que un día Bolívar Guerra fue uno de los pioneros en que se terminara ese tipo de discriminación en los otros clubes sociales de la ciudad. Se reunieron varios directivos de esas instituciones y llegaron a un acuerdo de que no podía existir esa discriminación racial”.

“En estas páginas de las actas queda un gran legado. Por eso decidimos donarlas a la Biblioteca Municipal, para que nuevas generaciones puedan enterarse de que existió un club de negros y que sufrieron discriminación. A este tesoro no lo podíamos tener guardado en nuestras casas. Por eso lo entregamos, para que se sepa que pasó en nuestra historia”, afirmó Beatriz Pintos.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Arequita Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Storman. Con la tecnología de Blogger.